CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Celebridades

Lecciones de vida de Sarah Silverman para comenzar de forma muy positiva el 2016

Por Emanuella Grinberg

(CNN) — Con tan solo 45 años de edad, la actriz y humorista Sarah Silverman ha tenido toda una vida.

La conoces aunque podría ser difícil identificar a cuenta de qué. Quizás es por sus presentaciones cómicas, en las cuales ella menciona temas tabú como la violación y el racismo, a los que un comediante llamó un «tanto depravado».

O, tal vez la puedas reconocer de sus apariciones en casi todos los programas cómicos que fueron relevantes en las últimas dos décadas, desde «Saturday Night Live» y «The Larry Sanders Show» hasta «Jimmy Kimmel Live», «Mr. Show with Bob and David» y «Chapelle’s Show». Ella incluso tenía su propio programa de comedia central «The Sarah Silverman Program» del 2007 al 2010, el cual recibió una nominación al Emmy.

En los últimos años ella ha mostrado su lado serio mediante el activismo político y papeles en películas independientes. Recibió una nominación al Premio del Sindicato de Actores por la película «I Smile Back», en el cual ella interpreta a una madre que lucha contra la depresión.

Ella ha aprendido un par de cosas de todo lo que ha vivido y ha estado transmitiendo sabiduría en sus participaciones recientes en los medios para promover su película. Estos son los conocimientos rudimentarios que ella tiene para ofrecer sobre la depresión, la imagen corporal y los «impuestos de vagina» que las mujeres pagan en la comedia y otros ámbitos de la sociedad.

Mírate menos en el espejo

publicidad

Claro, es necesario verte antes de salir de casa y mucha gente no puede evitar prestarle atención a su apariencia para dirigirse al trabajo. Eso no cambia el hecho de que verse en el espejo puede provocar ansiedad para muchos.

Silverman proyecta esta ansiedad en una escena en «I Smile Back» en el que ella se ve en el espejo y levanta los brazos para ver cómo se verían sus pechos en una posición más alta.

A pesar de que en repetidas ocasiones se hace referencia a su belleza «juguetona» y esbelta figura en los artículos periodísticos, Silverman le dijo a Terry Gross de NPR que aún experimenta inseguridad sobre su cuerpo. Para mantenerse a raya ella sigue este brillante consejo de su terapeuta: mírate menos en el espejo.

«Realmente me dejó anonada en el mejor sentido», dijo. «Y solamente pensé, ‘oh, cierto’.

«Siempre me veo sabiendo que voy a tener un cierto grado de distorsión cognitiva… así que lo represento en una curva de campana. De cierto modo ajusto lo que estoy viendo y sé que es mejor que lo que estoy viendo, ya sea que eso sea cierto o no».

Hablar de temas tabú

Los comediantes a menudo cuentan chistes que hacen que la gente se sienta incómoda y que despiertan controversia, como bien sabe Silverman. (Mira su aparición en «Late Night with Conan O’Brien» en el 2001).

Ha habido otros momentos en los que Silverman utiliza la comedia para hacer frente a las injusticias sociales e instancias de desigualdad. En un video viral del 2014, parodió la brecha salarial entre hombres y mujeres en Estados Unidos, refiriéndose a ello como un «impuesto de vagina».

«La comedia siempre ha desempeñado un papel importante en la cultura pop y en la forma de ver la historia. A veces se trata más de un espejo de la sociedad y más de una reflexión honesta de la historia que una historia en sí», le dijo Silverman a Christiane Amanpour de CNN.

Por ejemplo, hubo un momento en el que rara vez se reconocía a la comunidad transgénero, dijo. Lo que ha cambiado con el tiempo es que la gente empezó a hablar de la comunidad y sus experiencias, dijo.

«Si te fijas en las cosas que en algún momento eran un tabú y ahora ya no lo son, el cambio es que se convirtieron en un tema de discusión», dijo.

«Si nos fijamos en la comunidad transgénero, estas personas siempre existieron, simplemente vivían en infiernos personales donde no podían exponerse a sí mismos», dijo. «Lo que requirió —y sigue siendo así— es que simplemente se convirtió en parte de una conversación y entonces ya no es tan descabellado».

…Y la depresión es uno de esos temas

Cuando se trata de lidiar con la depresión y la ansiedad, a Silverman le gusta citar a Mister Rogers, quien una vez dijo: «Todo lo que se pueda mencionar, se puede manejar».

Es algo que aprendió con el tiempo para hacerle frente a la depresión, empezando cuando era adolescente en Nuevo Hampshire. Ella tiene varias formas de describir la depresión y cómo se diferencia del dolor o tristeza. Para ella, se trata de un «cambio químico,» instantáneo, como cuando una «nube cubre el sol» o cuando tiene lugar una repentina gripe.

«Mi perspectiva del mundo cambió unos tres grados, y todo lo que vi fue diferente», le dijo a «Fresh Air» de NPR. «Yo había sido una persona muy social con mejores amigos y la payasa de la clase. Y, de pronto, todo eso no significaba nada. No veía ninguna razón… estar con amigos se sentía como una carga».

Inicialmente le prescribieron cuatro Xanax, cuatro veces al día. Ella dijo que encontró un nuevo psicólogo y finalmente se estabilizó, luego de disminuir su medicación. Ella canaliza esas experiencias al interpretar a su personaje, Laney, en «I Smile Back».

«Ella realmente vive en una total ansiedad, en ese estado en el que alguna vez todos caemos, ‘¿sucedería si…?'», le dijo a Amanpour. «Nos narramos historias de horror y esa es la ansiedad… y no hay espacio para nada más».

Sin embargo, el tratamiento es un proceso de toda la vida —incluso un compromiso— de ajustar la medicación, si es necesario, y buscar a la persona adecuada con quién hablar.

«Conducimos toda clase de autos antes de escoger uno. Planifica visitar 12 terapeutas diferentes antes de escoger uno. Es importante», le dijo a James Lipton, presentador de «Inside the Actor’s Studio».

«La gente dice que no puedo pagar la terapia. Consigue un auto más barato… es importante».

No puedes experimentar momentos altos sin los bajos

Incluso si tomas tu medicamento y visitas con frecuencia a un terapeuta, los cambios de humor nunca desaparecen, dijo Silverman. Pero aprendes a manejarlos.

Silverman comenzó a experimentar ataques de pánico, siendo adulta, luego de que comenzara a trabajar como guionista en «Saturday Night Live».

«Recuerdo haber pensado que quería regresar a mi hogar de Nueva Hampshire. …Simplemente quieres volver a casa y no quieres hacer nada aterrador. Luego encontré a una mujer que me recomendó una pastilla llamada Klonopin que lo único que hace es bloquear los ataques de pánico. Eso realmente me salvó la vida, ya que podía ir a trabajar en ‘Saturday Night Live’ y sobrevivir cada día mientras trataba de descubrir esto», le dijo a NPR.

Silverman dijo que ha estado tomando una dosis baja de Zoloft desde 1994, lo que ella llama un «regalo del cielo». No te insensibiliza, pero ayuda a controlar el pánico.

«Fue el ajuste perfecto para mí y siento como si pudiera vivir la vida», le dijo a NPR. «No fue algo donde, dijera algo como, ‘ahora estoy feliz’. Soy muy afortunada por experimentar momentos altos y bajos. Creo que esas bajas son importantes. Pero no estoy totalmente paralizada y, ya sabes, eso impide que simplemente me paralice por completo».

Está bien contarles chistes a las chicas

Cuando Silverman inició en la comedia, los hombres que la rodeaban consideraban a Paula Poundstone como la comediante femenina ejemplar, ya que cualquier hombre podía tomar su material y ser igual de divertido, le dijo a NPR.

«Ella no está hablando de tampones ni de ese tipo de cosas», dijo. «Y realmente consideré eso como algo muy cierto. Simplemente acepté las cosas como eran y que eso era genial».

Con el tiempo, llegó a ver el valor de compartir sus experiencias. Y encontró una audiencia para ello. «La comedia es hablar de mi propia experiencia, y yo soy una mujer. Y esa es mi experiencia. Solo porque no es tuyo no lo invalida».

Abraza los momentos de tranquilidad

Desde el comediante Gary Shandling, quien le dio la oportunidad a Silverman en su popular programa cómico de HBO de 1990 «The Larry Sanders Show», Silverman aprendió a no temerle al momento de tranquilidad.

El contexto para Silverman estaba en el escenario, pero es una habilidad que se podría aplicar en la vida cotidiana.

«Realmente me enseñó a encontrar consuelo en los momentos de tranquilidad», le dijo a «Inside the Actor’s Studio». «Los momentos entre las bromas, los montajes, el remate… pueden ser tan poderosos y decir tanto como las mismas palabras».