CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Guerra en Siria

Siria

Activistas reportan cientos de muertos en la estratégica ciudad siria de Deir Ezzor

Por Hamdi Alkhshali, Tim Lister

(CNN)—La ciudad de Deir Ezzor, en el norte de Siria, en medio de la lucha entre el régimen y el grupo terrorista ISIS, ha sufrido en los últimos días un horror sin precedentes, con atentados suicidas, secuestros en masa y asesinatos arbitrarios, según denunciaron activistas de derechos humanos.

El Observatorio Sirio para los Derechos Humanos informó el domingo de que al menos 400 civiles -incluyendo las familias de los combatientes a favor del régimen- fueron secuestrados por ISIS durante los últimos combates. El Observatorio dijo que se temía que habían sido asesinados. La agencia oficial de noticias de Siria, SANA, proporcionó cifras similares, asegurando que ISIS había «cometido una masacre en al-Bagaliyeh», un pueblo al norte de la ciudad, matando a «alrededor de 300 civiles, la mayoría mujeres, niños y personas de edad avanzada».

No hay manera de verificar de forma independiente los informes del Observatorio para los Derechos Humanos y de SANA; otros informes de la oposición dieron un número de víctimas inferior.

El Observatorio también informó el sábado de que ISIS había asesinado a unos 50 soldados y 85 civiles durante su ofensiva contra al-Bagaliyeh.

La mayor parte de la ciudad de Deir Ezzor lleva bajo control de ISIS más de un año, pero algunos barrios y el aeropuerto militar, al sur, permanecen en manos del régimen. En las últimas semanas, ISIS intensificó ofensivas contra varias de estas áreas.

La agencia de noticias afiliada a ISIS, Aamaq, dijo el domingo que 167 combatientes del régimen habían sido asesinados y muchos más heridos.

publicidad

Deir Ezzour es un cruce importante para el grupo terrorista, con las carreteras este y sur hacia Iraq y oeste a las zonas bajo su control en la provincia de Homs, incluyendo Palmira. La ciudad también está rodeada de algunos de los yacimientos petrolíferos más valiosos de ISIS, que han sido objetivos de EE.UU. y la fuerza aérea rusa en los últimos meses.