CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Emboscada en Dallas

Después de lo ocurrido en Dallas, ¿quién podrá unir a Estados Unidos?

Por análisis de Stephen Collinson

(CNN) - Estados Unidos está de luto y las tensiones raciales, los homicidios grabados en tiempo real, la tensa confianza entre la policía y las comunidades a las que sirven, y una carrera presidencial, están generando profundas divisiones que tienen a la nación en una delgada línea roja, mientras la ciudadanía se pregunta: "¿Qué líder puede surgir en medio de ese caos?'.

La desgarradora contienda tomó otro giro sangriento cuando cinco agentes de la policía de Dallas fueron asesinados el jueves.

"Ha sido una semana larga para nuestro país. Hemos visto cosas terribles y sin sentido", dijo el presidente de la Cámara de Representantes, Paul Ryan, al describir las últimas escenas de horror.

Políticos como Donald Trump y Hillary Clinton, con la elección en su mente, se están acostumbrando a cambiar drásticamente sus agendas por la estela de tragedias que sacuden a la nación.

Sin embargo, a pesar de todas las llamadas a la unidad, las oraciones ofrecidas y los lugares comunes expresados, hasta ahora, hay pocas señales de que cualquier candidato en campaña, legislador, líder del cumplimiento de la ley, o de los derechos civiles haya reunido la confianza y el respeto necesarios de los votantes para tejer una red para la nación doliente y refrescar el rancio debate de raza y violencia.

El vacío de liderazgo plantea preguntas sobre si alguna vez habrá un estrechamiento del distanciamiento entre las comunidades negras y la policía.

publicidad

Con más frecuencia, se plantean dudas sobre si alguna vez habrá espacio para el compromiso entre los defensores del control de armas y absolutistas de la Segunda Enmienda, o si la reforma de la justicia penal, que tanto republicanos como demócratas dicen que apoyan, tendrá alguna vez tránsito en el Congreso, consumido por su propio rencor.

Hillary Clinton lamentó la emboscada en Dallas, en su cuenta de Twitter.

Donald Trump difundió un video en el que dijo que las víctimas de la emboscada están en sus pensamientos.