CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Historias Humanas

Sorpresivo ‘acto de amor’ le da una nueva vida a su mejor amigo

Por Adrienne Shih

(CNN) — No todos los días puedes decir que diste un regalo que le salvó la vida a alguien.

Pero en una muestra notable de amistad, eso fue lo que Graham McMillan hizo cuando donó un riñón a su amigo cercano Danny Kolzow.

Kolzow, un enfermo que trabaja en el área de Fort Worth, Texas, tiene una condición genética que  obstaculiza la función de los riñones. Debido a que su condición continuó deteriorándose, él se enfrentó a la necesidad de un trasplante de riñón y comenzó a esperar a un posible donador compatible.

Durante una cena, Kolzow dijo a McMillan y a su esposa, Claire McMillan, que él estaba buscando un donador.

Cuando McMillan, un joven pastor, se enteró de que era compatible con Kolzow, sin vacilar él aceptó donar uno de sus riñones.

«Fue como un torbellino. En cierto momento esa semana Graham firmó (para donar) y no me dijo», sostuvo Claire McMillan. «Él no le dijo a su esposa, lo cual fue muy divertido».

publicidad

En un video publicado en internet, se puede ver a Graham McMillan sorprendiendo a Kolzow en el hospital donde trabaja. Llevando globos amarillos y un mensaje, McMillan le da a conocer la noticia a su amigo mientras los dos se abrazan.

Los dos se conocieron cuando eran compañeros de clase en la Universidad Cristiana de Texas. Luego de la graduación, siguieron cerca, ambos en el área de Fort Worth, de acuerdo con la esposa de McMillan.

«Dios me pidió que hiciera esto y proclamar su nombre y espero que eso sea visto por la mayoría», dijo McMillan.

Los dos entraron al quirófano el miércoles y ya se encuentran en casa y recuperándose bien. Ambos dijeron que esperan que su historia ayude a enviar un fuerte mensaje sobre la fe y la amistad. McMIllan dijo que Kolzow le envió un mensaje de texto unos días después de la cirugía para decirle que la función de su riñón estaba a 1,13, algo mejor que el promedio.

Ahora Kolzow y McMilla tienen una unión inclusive más grande, que trasciende los límites de la biología.

«Qué impresionante acto de amor el que Graham está haciendo, al ofrecerme un órgano para que pueda seguir en esta vida», dijo Kolzow antes de la cirugía en un video de agradecimiento. «Fueron grandiosas noticias. Puedes ver la alegría en su rostro».