CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Política

Agencia de espionaje estadounidense se disculpa por tuit contra China

Por Eric Bradner

WASHINGTON (CNN) — Una agencia de espionaje de Estados Unidos se disculpó por un tuit que criticaba a China por su trato hacia reporteros estadounidenses que viajan con el presidente Barack Obama para cubrir la Cumbre del G20 en ese país.

«China tan elegante como siempre», tuiteó de forma sarcástica la Agencia de Inteligencia de Defensa el sábado en su cuenta @DefenseIntel.

La agencia de espionaje con sede en el Pentágono ofreció disculpas con un tuit: «Hoy más temprano, un tuit con respeto a un artículo noticioso fue publicado por error desde esta cuenta y no representa los puntos de vista de la DIA. Nos disculpamos».

El tuit inicial, que ya fue borrado, incluía un vínculo a un reporte del diario New York Times sobre un incidente relacionado con los protocolos de seguridad en la plataforma cuando el presidente Obama aterrizó en China, así como una acalorada discusión a gritos entres funcionarios chinos y agentes del Servicio Secreto en el lugar donde Obama se reunió con el presidente Xi Jinping. Las peleas fueron en su mayoría sobre el acceso de los periodistas a Obama. Los funcionarios chinos de forma inesperada cortaron el acceso de los reporteros al presidente.

El primer incidente ocurrió cuando un funcionario chino demandó que un grupo de reporteros que viaja con Obama fuera alejado del Air Force One, de acuerdo con reportes del propio grupo. Cuando un oficial de la Casa Blanca respondió que era el presidente y el avión de Estados Unidos y que la prensa no se movería, el hombre gritó: «Este es nuestro país».

Después, en el lugar donde se reunió Obama y Xi, funcionarios de la Casa Blanca, oficiales de protocolo y agentes del Servicio Secreto pasaron 15 minutos discutiendo con funcionarios chinos sobre cuáles y cuántos estadounidenses podían entrar, un intercambio que dejó a un funcionario de seguridad listo para lanzar un golpe.

«Cálmense por favor, cálmense», dijo un funcionario de la Casa Blanca.

Un oficial del Ministerio de Exteriores dijo en Chino: «Deténganse, por favor. Hay reporteros aquí».

Fue la primera de dos disputadas entre los estadounidenses y los chinos en ese lugar. La segunda, minutos después, fue sobre cuántos periodistas estadounidenses debían entrar a la habitación donde se reunieron Obama, Xi y el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon. Los chinos insistieron en limitar el número a solo dos reporteros a pesar de que un oficial de prensa de la Casa Blanca insistió: «Hay espacio. Hay reporteros de medios escritos. Estarán solo de pie».

Al ser cuestionado sobre los incidentes luego de una reunión el domingo por la mañana con la primera ministra del Reino Unido, Theresa May, Obama reconoció ante los reporteros que «las costuras se están mostrando un poco más de lo usual en términos de algunas de las negociaciones y empujones que ocurren detrás de cámaras».

Sin embargo, Obama dijo que no es la primera vez que algo así ocurre. «No solo pasa aquí. Pasa en muchos lugares, incluyendo, por cierto, a veces con nuestros aliados. Parte de esto es debido a que tenemos una huella más grande que muchos otros países. Y traemos un montón de aviones y helicópteros y autos y muchas personas, y si tu eres un país anfitrión, a veces eso se siente un poco exagerado».

Oliver Janney contribuyó con este reporte.