CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Hechos divertidos de las tomas de posesión de los presidentes de Estados Unidos

Por Katie Glaeser

(CNN) — A veces, las tomas de posesión de los presidentes de Estados Unidos están llenas de pompa y formalidad. A veces, terminan con el nuevo presidente saltando por una ventana de la Casa Blanca. ¿Estás intrigado?

Aunque estés contento o triste por el resultado de la elección, hicimos una lista de hechos divertidos para que tus amigos crean que eres un amante de la historia, todo un experto, ahora que viene la ceremonia de investidura.

Sí, todas estas cosas que te vamos a contar realmente sucedieron.

170113135708-past-inauguration-objects-card-exlarge-tease

William Henry Harrison fue tan soberbio que no quiso usar abrigo

publicidad

¿Qué? ¿No te acuerdas quién es William Henry Harrison? Tal vez sea porque aunque ostenta el récord de haber dado el discurso inaugural más largo, no pasó mucho tiempo en la Casa Blanca. Su discurso de 8.500 palabras fue leído en casi 1 hora y 45 minutos. Pero era un día muy frío y lluvioso de 1841 y Harrison se negó a ponerse un abrigo o un sombrero.

Sufrió un resfriado que luego degeneró en neumonía y murió un mes después. Esa fue la causa oficial de la muerte, pero ha sido puesta en duda por algunos que dicen que la culpa la tuvo el agua que bebió ese día, que tal vez estaba contaminada.

Al parecer, William Henry Harrison ni siquiera usó una sombrilla.

Al parecer, William Henry Harrison ni siquiera usó una sombrilla.

Harrison fue el primer presidente de Estados Unidos en morir en el poder y tuvo el mandato más corto en la historia del país.

El asesino de Abraham Lincoln participó en la ceremonia de investidura

Era la segunda toma de posesión de Lincoln, en 1865, y era la primera vez que afroamericanos participaban en el desfile. La seguridad de Lincoln seguía siendo un tema de preocupación. Su anterior investidura, cuatro años antes, fue la primera en incorporar importantes medidas de seguridad.

Había un invitado en la multitud ese día de 1865 que luego se convirtió en la mayor amenaza para Lincoln. John Wilkes Booth, el hombre que le disparó a Lincoln un mes después, puede ser visto en fotos cerca del presidente mientras da su discurso.

El asesino de Abraham Lincoln, John Wilkes Booth, estuvo muy cerca del presidente más de una vez.

El asesino de Abraham Lincoln, John Wilkes Booth, estuvo muy cerca del presidente más de una vez.

La peculiar joyería de Teddy Roosevelt

Para su segunda toma de posesión en 1905, Theodore Roosevelt usó un anillo que contenía un mechón de pelo de Abraham Lincoln.

¿Qué? Roosevelt se sentía inspirado por Lincoln. Lo admiraba de mucho tiempo atrás. Hay una imagen de cuando Roosevelt era un niño en la que mira la procesión del funeral de Lincoln desde la ventana de un segundo piso. El mismo Roosevelt decía que durante su presidencia había sido el heredero de las políticas de Lincoln, en alusión a la relación con la comunidad afroamericana.

El presidente Theodore Roosevelt era un ferviente admirador de Lincoln.

El presidente Theodore Roosevelt era un ferviente admirador de Lincoln.

Al final, Roosevelt se hizo amigo del secretario de Estado John Hay, quien también había sido secretario personal de Lincoln. Hay le dio a Roosevelt el anillo que tenía el mechón de pelo de Lincoln para que lo cuidara como un tesoro.

Lee también: Los presidentes van y vienen; las ceremonias de toma de posesión no cambian

Cuando Andrew Jackson saltó de una ventana de la Casa Blanca. Tal vez.

Era 1829. Acababa de terminar una de las campañas más horribles en la historia de Estados Unidos con Andrew Jackson como ganador de las elecciones presidenciales frente a John Quincy Adams. La Casa Blanca organizó una jornada de visitas tras la toma de posesión de Jackson, invitando a todo el que quisiera entrar y conocer la residencia oficial del presidente de Estados Unidos.

Pero había un problema: la Casa Blanca no estaba preparada para recibir un multitud.

La historia varía según quién la cuente. Algunos dicen que hubo una fiesta loca en la que dañaron los muebles y tuvieron que usar ponche para atraer a la muchedumbre al exterior. Otros dicen que fueron los enemigos de Jackson los que crearon la tensa y descontrolada atmósfera de ese día. Lo que nadie discute, eso sí, es que el número de personas presentes en la fiesta era enorme. Una locura.

Jackson tuvo que salir. ¿Realmente escapó saltando por una ventana de la Casa Blanca o sus asistentes personales lo sacaron calladamente del lugar? Depende de quién cuente la historia y de a quién le creas.

Dicen que la fiesta de la toma de posesión de Andrew Jackson fue una locura.

Dicen que la fiesta de la toma de posesión de Andrew Jackson fue una locura.

La frase ‘Así que ayúdame Dios’ no es parte oficial del juramento

El juramento actual, establecido en el Artículo II, Sección I de la Constitución, solo tiene 35 palabras (en inglés): “Juro (o prometo) solemnemente que desempeñaré fielmente el cargo de presidente de Estados Unidos y que hasta el límite de mis capacidades preservaré, protegeré y defenderé la Constitución de Estados Unidos”.

Se dice que durante la toma de posesión de George Washington en 1789, en Nueva York, él agregó esta frase: “Así que ayúdame Dios”. Y se dice también que con eso sentó un precedente que los presidentes siguen hasta hoy. No hay ninguna prueba contundente de ello, pero hasta el Archivo Nacional le da el crédito y le atribuye esa frase.

El presidente George Washington sentó un precedente en el juramento.

El presidente George Washington sentó un precedente en el juramento.

¿Por qué Washington hizo su juramento en Nueva York? En ese momento, esa ciudad era la sede del gobierno. Thomas Jefferson fue el primer presidente en tomar posesión del cargo en Washington en 1801, después de que se volvió la capital de Estados Unidos.

Minuto a minuto: La toma de posesión de Donald Trump

Las tomas de posesión no siempre fueron tan frías

Los inviernos de Washington no son los más adecuados para hacer reuniones al aire libre, así que ¿por qué llevar a cabo las tomas de posesión en enero?

James Buchanan no tuvo que preocuparse por la nieve cuando se posesionó en 1857. Era un hermoso día de primavera, lo que contribuyó a lograr la fotografía más perfecta de una toma de posesión que hasta ahora se conozca.

No fue sino hasta que se ratificó la Veinteava Enmienda, en 1933, cuando la fecha del 20 de enero fue establecida como el final del mandato del presidente y el vicepresidente de Estados Unidos.

El presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama durante el desfile de la toma de posesión, en el 2009.

El presidente Barack Obama y la primera dama Michelle Obama durante el desfile de la toma de posesión, en el 2009.

Mira también: Trump llega con Melania a Washington

¿De quién es esa frase?

Seguro que has escuchado estas frases famosas. ¡Pues ahora sabrás quién las dijo!

– «La única cosa a la que debemos tenerle miedo es al miedo mismo»: Franklin D. Roosevelt, toma de posesión de 1933.

– «No pregunten por lo que su país puede hacer por ustedes; pregunten por lo que ustedes puedan hacer por su país»: John F. Kennedy, toma de posesión de 1961.

– «Nuestra larga pesadilla nacional ha terminado»: Gerald R. Ford, toma de posesión de 1974, en referencia al Watergate.

– «El gobierno no es la solución a nuestros problemas; el gobierno es el problema”: Ronald Reagan, toma de posesión de 1981.