CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Donald Trump

Donald Trump

Exprimer ministro de Noruega también es víctima del decreto inmigratorio de Trump

Por CNN

(CNN) — Si eres el exlíder de una nación europea, el presidente de una gran organización por los derechos humanos y dueño de un pasaporte diplomático, no se supone que tengas que hacer una larga fila de espera en la oficina de inmigración de un aeropuerto.

Pero el 31 de enero, Kjell Magne Bondevik, el exprimer ministro de Noruega, encontró algo más que una larga fila.

Bondevik le contó a CNN que fue interrogado por funcionarios en el Aeropuerto Internacional Dulles de Washington debido a que tenía una visa iraní en su pasaporte diplomático.

«Cuando hallaron la visa de Irán, a donde fui en diciembre de 2014, dijeron que había una… norma por la que con esa visa tenía que ser identificado», dijo Bondevik.

Luego de que el exlíder europeo detallara la historia de su viaje — había ido a Teherán para hablar en una conferencia contra el extremismo — Bondevik dijo que «asumía y presumía que me dejarían ir inmediatamente».

En cambio, dijo Bondevik, fue interrogado durante una hora más.

publicidad

«¿En verdad pensaron que yo representaba un problema o amenaza para Estados Unidos? Esperaba que mostraran mayor juicio y flexibilidad», dijo.

Bondevik dijo que había sido retenido junto a migrantes de Medio Oriente y África que también estaban siendo sometidos a revisiones adicionales. Aunque Bondevik fue liberado eventualmente, dijo que la atmósfera que rodea la prohibición de viajes del presidente Donald Trump había sacudido sus principales valores.

Bondevik le dijo a Becky Anderson de CNN que se opone completamente a la prohibición, y dijo que era una «contradicción» respecto a su «punto de vista sobre la dignidad humana».

«En verdad me desagrada que esté tratando a la gente de algunos países musulmanes como grupo y no como individuos», dijo.

No es solo la prohibición lo que inquieta a Bondevik,quien encabeza la organización por los derechos humanos Oslo Center.

«También debo decir que me disgusta mucho su forma de dirigirse a otros líderes internacionales –el primer ministro de Australia, el presidente de México — y su actuación en la comunidad internacional».

La semana pasada, Trump firmó un decreto presidencial que prohíbe a ciudadanos de siete países de mayoría musulmana, incluyendo Irán, viajar a Estados Unidos. El viernes, la prohibición fue detenida temporalmente luego de que un juez federal suspendiera partes clave de la medida a nivel nacional.