CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Medio Oriente

Una mujer graba a su empleada doméstica mientras cae por la ventana sin prestarle ayuda

Por Merieme Arif

(CNN) — Las autoridades kuwaitíes han presentado cargos contra una mujer que filmó un video en el que se le puede escuchar burlándose de una trabajadora doméstica que pedía ayuda antes de caer desde una ventana.

El Ministerio de Justicia dijo el domingo que la mujer se enfrenta a dos cargos: filmar a un individuo sin su consentimiento y publicar un video de una persona sin su consentimiento.

Las autoridades no han dado a conocer los nombres ni de la mujer kuwaití ni de la trabajadora doméstica, de nacionalidad etíope.

En el vídeo de 12 segundos, se puede ver a la trabajadora doméstica colgando de un lado de una ventana, con una mirada de terror en su rostro.

«¡Te volviste loca!», le grita la mujer kuwaití a la trabajadora doméstica.

«¡Agárreme! ¡Agárreme!», llora la trabajadora, antes de caer varios pisos en un pequeño y duro toldo.

publicidad

Los paramédicos respondieron al incidente, que ocurrió el 30 de marzo en el distrito Sabah Al-Salem de la ciudad de Kuwait. La mujer sufrió una fractura de brazo y otras lesiones que no ponen en riesgo su vida, de acuerdo con un funcionario del Ministerio del Interior, que fue informado sobre el el caso.

La Sociedad de Kuwait para los Derechos Humanos emitió un comunicado condenando las acciones de la empleadora y caracterizándolas como «inhumanas». El grupo también instó a las autoridades a investigar.

Las autoridades detuvieron a la mujer kuwaití el mismo día del incidente, de acuerdo con el funcionario del Ministerio del Interior.

La empleadora argumenta que ella estaba filmando una comida que estaba preparando en la cocina cuando su hija le avisó que la trabajadora doméstica estaba colgando de una ventana en otra habitación. La mujer kuwaití fue rápidamente a la habitación con su teléfono aún grabando, dijo.

En respuesta a una pregunta formulada por los fiscales acerca de por qué no socorrió a la mujer cuando ella le pidió ayuda, la mujer respondió que la empleada era demasiado pesada y que no quería correr el riesgo de caer ella misma por la ventana.

El empleadora indicó que la trabajadora doméstica llevaba con la familia solo unos días. También negó los rumores de presuntos abusos que habrían hecho que la empleada quisiera escapar o incluso intentara suicidarse.

La mujer etíope no pudo ser contactada para hacer comentarios.

Kuwait, al igual que muchos países de Medio Oriente, practica el «kafala», un sistema de trabajo donde los trabajadores inmigrantes dependen de sus empleadores para los visados y mantener el estatus legal. Los críticos argumentan que el sistema crea una relación desigual entre las partes, dejando a los trabajadores vulnerables al abuso.