CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Estados Unidos

Superados en número y en armas, los militares de EE.UU. se separaron en la emboscada de Níger

Por Arwa Damon, Brent Swail

Niamey, Níger (CNN) -- Superado en número y pobremente armado, el equipo liderado por ‘boinas verdes’ (Green Berets) que fue emboscado por militantes de ISIS en Níger el pasado 4 de octubre se separó durante el tiroteo, según le dijeron a CNN funcionarios de Estados Unidos y un soldado nigerino este jueves.

El escuadrón viajaba con 30 soldados nigerinos cuando fue atacado por cerca de 50 combatientes afiliados a ISIS, armados con granadas propulsadas por cohetes, morteros y ametralladoras pesadas, según autoridades militares de Estados Unidos.

Durante el enfrentamiento armado que siguió a la emboscada, y que duró horas, murieron cuatro soldados estadounidenses y otros cuatro resultaron heridos. Cinco soldados nigerinos también murieron. Las fuerzas nigerino-estadounidenses mataron a 20 militantes.

LEE: ¿Por qué Trump tardó 12 días en hablar de la emboscada en la que murieron cuatro militares en Níger?

publicidad

Cuando la unidad del soldado nigerino que habló con CNN llegó al lugar, los militares de EE.UU. y de Níger que seguían vivos estaban parados espalda contra espalda, tratando de cubrir todos los flancos en una posición defensiva. Alrededor suyo ardían las llamas, producto de los incendios que los militantes encendieron para evitar que los aviones rescataran a los soldados.

“Admiro su valentía, estaban listos para pelear hasta el final”, dijo el soldado, quien no estaba autorizado a hablar públicamente.

La unidad pidió apoyo una hora después de que comenzara la emboscada. Pocos minutos después, llegó un dron de EE.UU., pero no estaba armado pues los drones estadounidenses en Níger no tienen autorización para llevar armas, según le dijo a CNN un funcionario del Departamento de Defensa de Estados Unidos.

El soldado nigerino afirma que le dijeron que los dos primeros vehículos del convoy militar recibieron el impacto del ataque de los militantes y que luego se separaron del resto. Un funcionario estadounidense directamente familiarizado con lo sucedido también le dijo a CNN que el convoy se separó durante el ataque.

LEE: "Sabía en lo que se metía": ¿consoló Trump así a la viuda de un soldado?

Se necesitó otra hora más para que jets Mirage franceses llegaran al lugar. En ese momento ya habían pasado dos horas desde que las tropas se encontraron con las fuerzas enemigas.

Los helicópteros militares franceses y un avión aterrizaron para evacuar a los soldados estadounidenses y nigerinos heridos, y luego regresaron para recuperar los cuerpos de los que habían muerto.

El cuerpo del sargento estadounidense La David Johnson solo pudo recuperarse 48 horas después.

Soldado nigerino: las tropas de EE.UU. no estaban preparadas

El soldado nigerino que habló con CNN dio a entender que la unidad conjunta de las tropas de EE.UU. y Níger pudo haber estado insuficientemente armada y no estaba preparada para patrullar en lo que describe como un área de alto riesgo.

Dice que la primera vez que vio a los 12 miembros de las fuerzas de EE.UU., el día anterior a la emboscada, solo tenían una ametralladora pesada, no tenían protección corporal y conducían camionetas 4x4 sin blindaje, mientras vestían “camisetas y gorras de béisbol”.

“Me sorprendió que los estadounidenses entraran en esa zona con un convoy tan ligero y sin cobertura aérea, sin drones que los vigilaran”, agregó.

El Pentágono no se refirió este jueves a si las tropas de EE.UU. tenían armaduras en el momento de la emboscada.

Varios militares estadounidenses le habían dicho previamente a CNN que los soldados de EE.UU. conducían vehículos sin blindaje y que no es raro que los asesores militares liderados por los ‘boinas verdes' no lleven protección corporal cuando acompañan a las fuerzas de la nación anfitriona en áreas de baja amenaza. Esas fuentes le dijeron a CNN que el equipo nunca esperó encontrarse con fuerzas hostiles mientras patrullaba el área y realizaba operaciones de recopilación de inteligencia.

El director del personal conjunto, teniente general Kenneth McKenzie, dijo este jueves que de las decenas de patrullas similares que se han realizado en esa misma área durante los últimos seis meses, ninguna se ha encontrado con fuerzas enemigas.

El episodio ha planteado varias preocupaciones sobre la preparación de las tropas de EE.UU. en Níger y preguntas sobre su papel en ese país africano.

“La pregunta principal que nos estamos haciendo es por qué, si los estadounidenses están muriendo aquí, no se dan cuenta de que sus esfuerzos no están dando resultado”, dijo el soldado nigerino que habló con CNN. “Necesitan cambiar su táctica, necesitan dar más apoyo”.

Comandantes militares dicen que la investigación tardará tiempo y que los hallazgos serán compartidos con las familias de las víctimas.