CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Brasil

Venezuela

Maduro no está invitado a la posesión de Bolsonaro, asegura futuro canciller de Brasil, pero en Venezuela dicen lo contrario

Por CNN Español

(CNN Español) — Nicolás Maduro, presidente de Venezuela, no fue invitado a la toma de posesión de Jair Bolsonaro, quien asume como mandatario de Brasil el 1 de enero de 2019. El anuncio de la exclusión de Maduro de la lista de mandatarios internacionales invitados lo hizo Ernesto Araújo, quien será el canciller del gobierno de Bolsonaro cuando este asuma como sucesor de Michel Temer.

LEE: Jair Bolsonaro quiere asumir un nuevo liderazgo regional

«En respeto al pueblo venezolano, no invitamos a Nicolás Maduro a la posesión del PR Bolsonaro», escribió Araújo en un tuit. «No hay lugar para Maduro en una celebración de la democracia y del triunfo de la voluntad popular brasileña. Todos los países del mundo deben dejar de apoyarlo y unirse para liberar a Venezuela», continuó el futuro canciller de Brasil en su publicación.

Nicolás Maduro no se refirió al hecho hasta el cierre de esta información.

Actualización: Sin embargo, luego del anuncio de Araújo, el canciller de Venezuela Jorge Arreaza lo desmintió, asegurando que el gobierno de Brasil sí había invitado a Nicolás Maduro. Arreaza colgó en Twitter la que sería la invitación que recibió el presidente de Venezuela con fecha de 29 de noviembre.

A su vez, colgó la supuesta respuesta, con fecha de 12 de diciembre, donde agradecen, pero rechazan la invitación alegando que Venezuela «jamás asistiría a la posesión de un presidente que es expresión de la intolerancia».

Pero la noche de este domingo, el propio Bolsonaro dijo en Twitter que «Naturalmente, regímenes que violan las libertades de sus pueblos y actúan abiertamente contra el futuro gobierno de Brasil por afinidad ideológica con el grupo derrotado en las elecciones, no estarán en la toma de posesión presidencial en 2019. Defendamos y respetamos verdaderamente la democracia».

A lo largo de la campaña presidencial que lo llevó al triunfo en las urnas, uno de los argumentos más fuertes de Bolsonaro fue que su contrincante en segunda vuelta, Fernando Haddad, llevaría a Brasil a una situación similar a la catástrofe económica y social en que está sumida Venezuela.

Nicolás Maduro no será invitado a la toma de mando de Jair Bolsonaro, quien asumirá como presidente de Brasil el 1 de enero en reemplazo de Michel Temer.

Prueba de ello es que en su discurso tras pasar a segunda vuelta, y que fue transmitido en redes sociales, Bolsonaro aseguró que Brasil tenía dos caminos. Uno «de la prosperidad, de la libertad, de la familia, de estar al lado de Dios, de los que tienen religión y de los que no también, pero que son responsables», y el otro que lo resumió en una sola palabra: Venezuela.

Fernando Haddad era el candidato del Partido de los Trabajadores, el mismo de los expresidente Lula da Silva y Dilma Rousseff.

En tanto, el pasado jueves, Nicolás Maduro acusó desde Caracas que el futuro gobierno de Brasil alistaba, junto con Estados Unidos, un plan para derrocarlo. Entre sus argumentos, Maduro aseguró que «en el gobierno entrante», en alusión al régimen aún no iniciado de Jair Bolsonaro en Brasil, «uno es más loco que el otro.