CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Sully, el perro del fallecido George Bush, se estrena en su nuevo empleo

Por Allen Kim

(CNN) — Sully, el perro de servicio del fallecido presidente George Bush, comenzó un nuevo trabajo con la Marina de Estados Unidos en el Centro Médico Nacional Militar Walter Reed en las afueras de Washington.

Durante una ceremonia transmitida en vivo en Facebook el miércoles, el labrador amarillo fue designado para ocupar el segundo puesto en la categoría de personal de hospital.

«Tu nombramiento como suboficial en la Marina de los Estados Unidos te convierte en heredero de una larga y orgullosa tradición de liderazgo naval», dijo un portavoz de la Marina en la ceremonia en Bethesda, Maryland. Luego, al perro se le colocó un nuevo «uniforme militar»: un chaleco que representa al equipo de perros del centro médico.

El juramento personalizado de alistamiento de Sully: «¿Afirma o jadea como miembro de un hospital en la Marina de los Estados Unidos que apoyará, consolará y curará a los guerreros y sus familias, en servicio activo y retirados? ¿Que abrazará a nuestro personal y que tendrá un amor incondicional y consuelo, especialmente en los días atareados? ¿Que acepta esta obligación libremente, sin ninguna promesa de golosinas o caricias en la barriga y que cumplirá fielmente los deberes de brindar alegría, amor y cuidado a nuestros soldados, marineros, aviadores, marines y sus familias?».

Sully se une al programa de perros del centro médico. Sus tareas incluirán reducir el estrés y aumentar el bienestar entre los pacientes y el personal.

El perro robó corazones el año pasado después de que se hiciera viral una foto en la que se le veía descansando cerca del ataúd del presidente Bush en el Capitolio de los Estados Unidos.

publicidad

Sully, con los expresidentes George Bush y Bill Clinton.

Llamado así por Chesley «Sully» Sullenberger, el piloto que aterrizó el vuelo 1549 de US Airways en el río Hudson de Nueva York, Sully fue asignado al presidente Bush a través de una solicitud en su nombre después del fallecimiento de la ex primera dama Barbara Bush.

«Cuando recibimos la solicitud del presidente Bush, sabíamos que necesitábamos encontrar un perro que fuera superadaptable, porque el presidente viajaba mucho y recibía muchos visitantes», dijo a CNN el año pasado Brad Hibbard, director de programas de Guide Dog Foundation for the Blind / America’s VetDogs.

«Pensamos de inmediato en Sully. Sabíamos que era el perro adecuado para el trabajo, especialmente porque el señor Bush era mayor y estaba en una silla de ruedas. Necesitaba un perro que también lo ayudara con las tareas diarias».

Adiestrado por America’s VetDogs — una organización sin fines de lucro que entrena perros de servicio para veteranos militares con discapacidades y socorristas — para ser un perro de servicio, un perro de terapia y un perro guía, Sully es capaz de realizar varias tareas, desde atender teléfonos hasta encender y apagar las luces.

«No solo es bueno para recuperar cosas, ayudó al presidente abriendo puertas, sabía cuándo obtener ayuda de otra persona y el momento en que Bush necesitaba consuelo, así que ponía su cabeza sobre su regazo», dijo Hibbard.

Los perros de servicio en Walter Reed trabajan colectivamente más de 200 horas por mes y tienen un promedio de 2.500 contactos, según un portavoz de la instalación.

Andrea Díaz de CNN contribuyó con este informe.