CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
El Apunte de Camilo

“¡Huye, que viene el lobo y es rojo!”

Por Camilo Egaña

Nota del editor: Camilo Egaña es el conductor de Camilo. Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivas del autor.

(CNN Español) — “Un fantasma recorre Europa: el fantasma del comunismo”. Así comienza El manifiesto comunista, publicado en 1848 por Karl Marx y Federico Engels.

Aquel primer párrafo, electrizante para la época, continuaba de este modo: “Todas las fuerzas de la vieja Europa se han unido en santa cruzada para acosar a ese fantasma…”

171 años después, ese fantasma, travestido bajo la rúbrica socialismo recorre Estados Unidos. Y es el caballito de batalla de los ultraconservadores y los ultraliberales de cara a las elecciones presidenciales de 2020.

En política, liberal, en particular en Estados Unidos, se aplica a los reformistas o izquierdistas partidarios de un fuerte gobierno central.

En su segundo discurso del Estado de la Nación, Donald Trump dijo estar «alarmado por los nuevos llamados para adoptar el socialismo».

publicidad

Se refería -sin nombrarlos- a políticos como los legisladores Bernie Sanders, independiente de 77 años y Alexandria Ocasio-Cortez, demócrata de 29, entre otros.

Políticos que exigen universidad gratis, seguro médico universal, eliminar la desigualdad de ingresos entre hombres y mujeres, gravar con impuestos más elevados a los más ricos, limitar los poderes de las grandes corporaciones, etc.

“Esta noche”, aseguró Trump, “renovamos nuestra determinación de que Estados Unidos jamás será un país socialista”.

¿A qué se refieren Trump y los líderes ultraconservadores cuando advierten de la amenaza del socialismo?

¿De qué socialismo hablan los políticos que en EE.UU. la gente considera progresistas, cuando se refieren a las bondades del socialismo?

¿Qué tipo de socialismo defienden los jóvenes votantes que apoyan a esos políticos?

¿Cuán radical es en verdad el socialismo de los liberales estadounidenses?

¿Es socialismo o es socialdemocracia?

¿Por qué los conservadores y los liberales no hacen esa distinción?

Tal vez porque, en un ambiente tan asquerosamente crispado y polarizado, el radicalismo de la índole política que sea. permite la obtención de ciertos réditos.

Y porque ante las próximas elecciones está en juego -sobre todas las cosas- un modo de seguir viviendo en Estados Unidos y en el resto del mundo.

Y porque el miedo funciona. «El poder verdadero es el miedo», aseguró Trump al periodista Bob Woodward y de hecho es el exergo de su libro “Miedo: Trump en la Casa Blanca”.

Lo sabe Bernie Sanders y lo sabe Donald Trump.

Lo que faltaba ya está ocurriendo. Que se intente de modo deliberado confundir al cazador con la presa, al problema con la solución, a la prueba con el error.

¿Cómo y cuándo saldremos de todo esto?