CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Innovación

Tu primer viaje en «scooters» es el más peligroso

Por Matt McFarland

(CNN Business) — Un estudio gubernamental muy esperado sobre la seguridad de los patinetes eléctricos (también conocidas como scooters) descubrió tasas de lesiones especialmente altas entre los nuevos usuarios.

Un estudio de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades y del Departamento de Salud Pública de Austin, Texas, encontraron que uno de cada tres usuarios de patinetes eléctricos sufrió lesiones en su primer viaje, y también aproximadamente el 63% de los que habían viajado nueve veces o menos antes de su lesión. Los investigadores concluyeron que capacitación adicional puede ser necesaria para los usuarios nuevos de los patinetes eléctricos.

Un reporte de los CDC y el Departamento de Salud Pública de Texas encontró un alto porcentaje de accidentes entre quienes usaron por primera vez scooters.

Los scooters llegaron a las calles Estados Unidos en 2018, demostrando ser populares y controvertidas. Los defensores dicen que ofrecen una alternativa de automóvil que no produce emisiones de gases en ciudades congestionadas y que sirven como una conexión a las opciones de transporte público. Los críticos afirman que los patinetes eléctricos son inseguros y una ofensa pública que bloquea las aceras y ensucia los espacios públicos.

Los scooters eléctricos  —que se pueden alquilar a través de aplicaciones de compañías como Bird, Lime, Uber y Lyft en Estados Unidos— son tan nuevos que no han sido estudiados de forma exhaustiva. Investigadores en Austin creen que su estudio es el primero en entrevistar a los pasajeros sobre sus accidentes.

El estudio se realizó entre 190 usuarios de patinetes eléctricos que resultaron heridos entre septiembre y noviembre de 2018.

publicidad

Los investigadores encontraron que había una lesión por cada 5.000 viajes en scooters. Pero advierten que el hallazgo subestima los índices de lesiones porque no encuestaron a quienes resultaron heridos y buscaron atención médica en centros de atención de urgencias o consultorios médicos, o no buscaron tratamiento alguno. Los investigadores se basaron en los datos de las salas de emergencia de nueve hospitales y en los informes de incidentes de ambulancia.

Casi la mitad de los usuarios heridos tenían lesiones en la cabeza, y solo uno llevaba casco. Los investigadores concluyeron que el uso del casco puede reducir el riesgo de lesiones en la cabeza o el cerebro. Entre tanto, huesos rotos en los brazos, muñecas y piernas fueron las lesiones más comunes.

Entre los usuarios entrevistados, el 50% creía que las condiciones de la carretera, como baches y grietas, contribuyeron a sus lesiones. Más de un tercio dijo que la velocidad excesiva del patinete contribuyó a sus choques, y el 19% consideró que su scooter funcionó mal.

El estudio también indicó que el 10% de los pasajeros lesionados fueron golpeados por vehículos motorizados, el mismo porcentaje que los heridos cuando llegaron a un andén.

Las empresas han tomado algunas medidas para mejorar la seguridad. Algunas de sus aplicaciones incluyen instrucciones sobre cómo conducir los patinetes de forma segura.

Algunas compañías han rediseñado sus scooters con características tales como ruedas más grandes para manejar mejor las calles mal mantenidas. Otros han reposicionado las baterías de los patinetes para bajar su centro de gravedad y reducir la probabilidad de que el scooter se mueva hacia adelante.

Wheels, una compañía con sede en Los Ángeles que compite con compañías de e-scooters, ofrece un dispositivo rentable que parece una mezcla entre una bicicleta y un patinete eléctrico. Las ruedas de 14 pulgadas del vehículo son más grandes que la mayoría de las ruedas de los patinetes, e incluyen un asiento diseñado para bajar el centro de gravedad de un ciclista.

Wheels está desarrollando un nuevo modelo con un casco incluido. También incluirá forros desechables para reducir las preocupaciones de higiene acerca de compartir un casco con extraños.

Muchas compañías de patinetes eléctricos han distribuido cascos gratuitos a los usuarios. Sin embargo, el atractivo de los scooters es su conveniencia, y los usuarios generalmente no llevan un casco con ellos.

La compañía Bird ofrece el servicio de patinetes eléctricos compartidas. Aquí algunas de estas estacionadas en North Park, San Diego, California, en agosto de 2018.

Austin no es la primera ciudad en estudiar la seguridad de los scooters eléctricos. Un estudio realizado en Portland, Oregon, a principios de este año, encontró que los riesgos de seguridad de los patinetes eran similares a otras formas de moverse.

Bird, una empresa nueva de Santa Mónica, que fue pionera en el uso compartido de patinetes eléctricos, publicó su propio informe este año y descubrió riesgos similares entre las bicicletas y los scooters.

«Esto se informó como una gran crisis de salud pública de gran tamaño y, en realidad, es solo un reflejo de una gran cantidad de viajes en patinetes eléctricos que ocurren en una ciudad que anteriormente no tenía ninguno», dijo a CNN Paul White, director de Políticas y Promoción de Negocio de Bird. «No estamos diciendo que hayamos terminado y que la misión se haya cumplido de ninguna manera. Tenemos mucho trabajo que hacer, las ciudades tienen mucho trabajo que hacer».

Una serie de choques mortales con patinetes eléctricos ha acaparado titulares en los últimos meses. En las últimas siete semanas, hubo tres muertes por choques con fugas en las que los autos golpearon y mataron a los usuarios de scooters. Se han producido al menos nueve muertes en estos patinetes desde el mediados de 2018.