CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Armas en Estados Unidos

Jaylon McKenzie, fenómeno del fútbol americano de 14 años, fue asesinado a tiros en una fiesta

Por Amir Vera, Rebekah Riess

(CNN) — Jaylon McKenzie tenía planes de ir a la NFL.

El menor de 14 años de Belleville, Illinois, era un estudiante de octavo grado que ya tenía ofertas universitarias de la Universidad de Missouri y la Universidad de Illinois. Apareció en el Future Issue of Sports Illustrated en noviembre de 2018 junto con otras cinco estrellas adolescentes del deporte. Quería ser una estrella profesional en California, jugando para los Rams de Los Angeles o para los Chargers.

Esos sueños murieron el sábado por la noche cuando le dispararon y mataron a Jaylon en una fiesta, dijo su madre, Sukeena Gunner, a la CNN.

Jaylon McKenzie, de 14 años y estrella juvenil de fútbol americano, fue muerto a tiros durante una fiesta el sábado por la noche.

La Policía de Illinois dijo en un comunicado que alrededor de las 11:40 pm del sábado, numerosas agencias policiales respondieron a informes de disturbios y disparos en una gran fiesta en Venice, cerca de la frontera entre Illinois y Missouri.

Jaylon estaba en esa fiesta cuando comenzó una pelea, dijo Gunner. Jaylon salió para irse de la fiesta y una bala perdida lo alcanzó. Él y una menor de 15 años fueron trasladados a un hospital donde Jaylon murió poco tiempo después, dijo la policía. La menor está en estado crítico, dijo la policía.

El Distrito Escolar 189 de East St. Louis, donde Jaylon era un estudiante, confirmó que algunos de sus estudiantes fueron baleados en la fiesta el sábado por la noche.

publicidad

«El Distrito Escolar 189 ha conocido que algunos de nuestros estudiantes recibieron disparos en una fiesta en una casa en Venice, IL, en algún momento del sábado por la noche», se lee en un comunicado del distrito. «Hay pocos detalles claros en este momento. Sabemos que nuestros jóvenes, nuestras familias y el personal de la escuela han lidiado con una serie de tragedias e incidentes de violencia este año. Pedimos espacio y tiempo para que ellos puedan vivir el luto adecuadamente y aceptar este último impacto de la violencia».

‘Empecé a gritar’

Gunner le dijo a CNN el domingo que su familia usualmente viajaba todos los fines de semana para algún tipo de actividad relacionada con el fútbol.

Debido a que Jaylon jugaba en un equipo de fútbol de verano, practicaba baloncesto y corría en pista, generalmente no asistía a fiestas.

Pero el mes de mayo es más lento, dijo, así que Jaylon tenía más tiempo libre.

Gunner dijo que Jaylon estaba con amigos el sábado por la noche.

«Se detuvieron en la fiesta, no con ninguna intención de quedarse mucho tiempo», dijo. Ellos estaban allí para recoger algo de un amigo, dijo ella.

Alrededor de la medianoche recibió una llamada del hermano de Jaylon con las noticias.

«Empecé a gritar», dijo ella. «Solo oré y le pedí al Señor que no se llevara a mi bebé».

Gunner dijo que a ella y a la familia les cuesta aceptar la muerte de Jaylon.

«Es muy difícil», dijo ella. «Todavía es como un mal sueño, como si me despertara por la mañana y mi bebé me sonreirá pidiéndome algo para comer, como siempre hacía».

La primera palabra de Jaylon fue ‘balón’

Jaylon era el menor de cinco hijos, dijo Gunner.

El estudiante de secundaria siempre amó el fútbol. Su primera palabra fue «balón», según su madre.

«Él simplemente amaba el balón. Desde el momento en que pudo caminar y atrapar, solo quería el balón», dijo.

A los 3 años, Jaylon ya se levantaba los sábados por la mañana y se vestía como si fuera a un juego.

A los 5 años, comenzó a jugar al fútbol americano, dijo su madre.

«Podías ver el talento a los 5, pero a los 6 era como ‘Wow, ¿de dónde viene esto?’ y cada año mejoraba cada vez más», dijo Gunner.

Cuando comenzó a jugar, Jaylon usó el número 3 en su camiseta, pero cambió al número 6 cuando tenía 8 años porque idolatraba a De’Anthony Thomas, quien jugó para Oregon y ahora es un receptor para Kansas City Chiefs. Jaylon también era fanático de Tavon Austin y Odell Beckham Jr., le dijo su madre a CNN.

«Le encantaba mirarlos y perfeccionarse», dijo Gunner.

Pero había más en Jaylon fuera del fútbol y los deportes, dijo su madre.

Jaylon era bueno en la moda y «le encantaba vestirse», dijo Gunner. Le encantaban las zapatillas, los videojuegos, ir de compras y salir con su «selecto grupo de amigos».

Gunner también dijo que su hijo tenía una «hermosa sonrisa» y hablaba suavemente.

«No era un hombre de muchas palabras», dijo ella. «Tenía una personalidad humilde. No era muy sociable, pero todos lo conocían y lo querían».