CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Bolivia

Nueve imputados por destrozos a sedes del MAS en enfrentamientos en Santa Cruz, Bolivia

Por Ana Melgar

(CNN Español) — El presidente Evo Morales rechazó los actos violentos registrados en la ciudad de Santa Cruz, donde la noche del jueves grupos de jóvenes atacaron casas de campaña del su partido político, Movimiento Al Socialismo.

Un grupo de partidarios de MAS se enfrentó a algunos grupos que rechazan la candidatura de reelección de Morales. Aunque al principio se trató de una manifestación pacífica, personas con el rostro tapado atacaron algunas instalaciones de MAS en la ciudad.

Los enfrentamientos fueron controlados por la policía que utilizó gases lacrimógenos para dispersar a la muchedumbre.

Inicialmente 80 personas fueron detenidas de las cuales 54 ya fueron liberadas este viernes. El comandante de la policía, Igor Echegaray, confirmó que 30 de los aún detenidos van a ser convocados ante las autoridades por su presunta participación en el ataque a casas de campaña del partido político.

Nueve personas serán imputadas por los delitos de “daño calificado, asociación delictuosa y daño a la propiedad privada” tras los disturbios. Así lo confirmó este viernes la policía boliviana tras hacer un balance de la jornada violenta, según reporta la agencia estatal ABI.

Seis personas resultaron heridas, dos de ellas de gravedad: un niño de 8 años y una mujer embarazada, según Echegaray.

publicidad

El viernes por la tarde en un evento en Tiquipaya el presidente Evo Morales rechazó los actos de violencia e hizo un llamado a la calma.

“Las elecciones no se ganan con bate, se ganan con voto. Las elecciones no se ganan con violencia, se gana con conciencia del pueblo boliviano”, dijo Morales.

Morales calificó los enfrentamiento de “agresiones violentas de una derecha boliviana que busca desesperadamente evitar el triunfo del pueblo en las elecciones generales de octubre próximo”.

Por su parte, el líder de la oposición Carlos Mesa condenó la violencia. “A los ciudadanos les pido no caer en el juego del MAS, vamos a derrotarlos en las urnas”, publicó el candidato en sus redes sociales.