CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

Ganadores y perdedores del sexto debate presidencial demócrata

Por análisis de Chris Cillizza

(CNN) -- A casi 24 horas de que la Cámara de Representantes de EE.UU. aprobara un juicio político contra el presidente Donald Trump, los siete principales candidatos demócratas que buscan sucederlo debatieron entre ellos en Los Ángeles el jueves por la noche.

Vi el debate, tuiteé y tomé un montón de notas. Mis conclusiones sobre lo mejor y lo peor de la noche están abajo.

GANADORES

Amy Klobuchar
La senadora de Minnesota fue quien más se benefició del menor número de candidatos en el escenario. Pudo hablar MUCHO más que en debates pasados y usó ese tiempo muy, muy bien. Comenzó fuerte, eclipsando a sus competidores con su respuesta sobre cómo convencer al público de que el juicio político era la decisión correcta. Una y otra vez, respuesta tras respuesta, Klobuchar dejó su mensaje básico: soy del Medio Oeste. Soy una mujer. Yo hago cosas. Y, efectivamente, la tomó contra Pete Buttigieg, alcalde de South Bend, Indiana, por su desdén del servicio en el Senado. Un excelente rendimiento en el debate cuando Klobuchar realmente lo necesitaba.

Joe Biden
No estoy seguro de si fue el menor número de candidatos en el escenario o una renovada confianza en su condición de favorito en la carrera. Pero, de lo que estoy seguro es que, de principio a fin, este fue el mejor debate del exvicepresidente, por mucho. Su respuesta sobre la necesidad de crear consenso y trabajar con los republicanos --señalando que él más que nadie en el escenario tenía razones para que no le agradaran los republicanos que dr han pasado atacándolo a él y a su hijo, Hunter, durante meses-- fue su mejor respuesta en cualquier debate. La respuesta de Biden a las preguntas sobre su edad --dijo que la edad le trajo la experiencia y la sabiduría que tanto necesitaba-- resulto segura y sólida. Biden fue simplemente más seguro y competente el jueves por la noche --solo miren cómo se enfrentó directamente al senador Bernie Sanders sobre "Medicare para todos"-- de lo que ha sido en debates anteriores.

Andrew Yang
Había seis políticos en el escenario en Los Ángeles el jueves por la noche. Y un Andrew Yang. Las respuestas de Yang sobre cualquier pregunta que le hicieron estaban a millas de distancia de cómo las respondían sus rivales. Demonios, ¡habló sobre el torio! Su respuesta sobre ser el único candidato no blanco en el escenario --lo llamó "un honor y una decepción"-- fue elocuente. Habló desde la experiencia personal sobre la mejor manera de abordar los desafíos y las oportunidades de criar un niño con necesidades especiales. (Uno de los hijos de Yang tiene autismo). Y, al hablar sobre si la política necesitaba más mujeres, Yang dijo esto: "El hecho es que ... si dejas demasiados hombres solos y no nos haces caso por un tiempo, nos volvemos imbéciles". Amén, Andrew.

Pete Buttigieg
El alcalde de South Bend fue objeto de más críticas el jueves por la noche que en todos los debates anteriores combinados, lo que hizo que fuera un viaje más accidentado para él. Pero también es toda la evidencia que se necesita para comprender que sus rivales ven a Buttigieg como alguien que necesita ser frenado. La senadora Elizabeth Warren, de Massachusetts, se lanzó contra Buttigieg por tener recaudaciones de fondos privadas con personas ricas, un ataque que había estado anticipando durante semanas en la campaña electoral. Y Buttigieg estaba listo: "Este es el problema de aplicar pruebas de pureza que usted misma no puede pasar", dijo a Warren, señalando que ella había transferido dinero de su cuenta en el Senado que había sido recaudado por grandes donantes. De ninguna manera es una actuación perfecta, pero Buttigieg demostró en este debate que también puede dar y recibir.

publicidad

PERDEDORES

Bernie Sanders
Mi problema con el senador de Vermont en este debate es que, sin importar la pregunta que le hicieran, parecía dar la misma respuesta: los millonarios y multimillonarios están destruyendo este país. Lo cual, si apoyas a Sanders, ¡es muy bueno para ti! Pero, Sanders tiene que descubrir cómo expandir su coalición. Y no creo que lo haya hecho en este debate. Además, su intento de broma en respuesta a la evaluación de Barack Obama de que el país necesita líderes más jóvenes y diversos -"y también soy blanco"- cayó en el vacío. Además, uno de los moderadores del debate lo detuvo cuando trató de pasar de una pregunta sobre la raza a hablar sobre la crisis climática.

Pete Buttigieg
Sí, es un ganador y un perdedor, principalmente porque estuve muy dividido acerca de esta actuación. Creo que, al final, lo bueno superó a lo malo. Pero no por mucho. Buttigieg, a veces, parecía demasiado ensayado, un problema constante para él en estos debates. Parecía molesto por los ataques de Klobuchar sobre su limitada experiencia como alcalde y su pasado fracaso para ganar las elecciones en las que compitió. Dado lo mucho que Buttigieg recibió, su campaña estará feliz de haber salido (relativamente) indemne. Pero sí aceptó algunos golpes por primera vez.

La primera hora del debate
¡Esto es un debate! Lo que significa que el objetivo es examinar en qué difieren los candidatos y por qué. Los primeros 60 minutos de este debate no mostraron una sola explicación real de los puntos en los que los candidatos tenían diferencias políticas reales. En cambio, los candidatos simplemente pronunciaron una serie de discursos breves y bien ensayados sobre sus políticas. Fue decididamente "meh" y, lo que es más importante, no arrojó ni una sola luz para los votantes sobre cómo, dónde y por qué los candidatos eligen diferentes soluciones para algunos de los principales problemas que enfrenta el país.