CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Niños

Un estudiante se está dejando crecer el pelo para dárselo a su hermana enferma. Cuando le pidieron que lo cortara, dejó la escuela

Por Alaa Elassar

(CNN) -- Cuando Newt Johnson, de 16 años, descubrió que su hermana menor estaba enferma, estaba listo para hacer cualquier cosa por ella.

Eso incluía dejar crecer su cabello hasta que fuera lo suficientemente largo como para hacer una peluca, en caso de que ella lo necesitara. Pero debido a las políticas de su escuela, eso también significaba dejar la secundaria.

Su hermana y mejor amiga, Maggie Johnson, fue diagnosticada recientemente con la enfermedad de Wegener. La rara enfermedad autoinmune afecta sus riñones, dejándola con náuseas y dolores de cabeza severos que la obligaron a abandonar la escuela en octubre.

La niña de 11 años conocida por sus hermosos y largos mechones rojos estaba empezando a perder el cabello después de comenzar los tratamientos de quimioterapia y diálisis.

"Algunas partes de mi cuero cabelludo comenzaron a verse, justo cuando comenzó a caerse", dijo Maggie a las afiliadas de CNN WOAI / KABB.

"[Newt] está dejando crecer su cabello en caso de que necesite una peluca".

publicidad

Pero el dulce gesto de su hermano significaba que tenía que tomar una decisión seria: cortarse el pelo o dejar su escuela de Texas.

De acuerdo con el manual del Distrito Escolar Independiente de Poth (ISD), que fue obtenido por CNN, a los estudiantes varones no se les permite tener el cabello largo "más allá de la abertura de la oreja en los lados ni más allá de la parte superior del cuello de una camisa de vestir en la parte posterior".

"Realmente me estresó porque ya me preocupaba mi hermana", dijo Johnson. "Me hizo sentir bien poder hacer algo por ella".

En lugar de cortarse el pelo y seguir las reglas, Johnson decidió dejar la Poth High School y estudiar en casa sin dejar de hacer crecer su cabello. Debe alcanzar unos 35,6 centímetros antes de que pueda donar su cabello a su hermana a través de la organización sin ánimo de lucro Locks of Love.

Los funcionarios del distrito confirmaron que Johnson ya no es un estudiante en la escuela secundaria.

MIRA: Donar el cabello: otra forma de altruismo

"Escucha a tus hijos, si realmente creen en algo, incluso si va en contra de las reglas, a veces solo tienes que cavar profundo para ver si realmente vale la pena o no", dijo el padre de Johnson, Alan Johnson. "Vale la pena."

Las reglas son reglas

Su escuela secundaria le pidió a Johnson que se cortara el cabello antes del comienzo de las vacaciones de invierno en diciembre. La escuela le dio hasta el martes 21 de enero, antes de que se implementaran las consecuencias del código de conducta, según la superintendente de Poth ISD Paula Renken.

Pero cuando regresó a la escuela, no se había cortado el pelo.

La madre de Johnson, Jamie Mathis-Johnson, fue llamada a la escuela para que recogiera a Johnson y se cortara el pelo ese martes, dijo Renken. Después de reunirse con el director, la escuela también ofreció a los padres de Johnson una reunión para discutir formalmente sus sentimientos con los funcionarios del distrito escolar.

"El padre rechazó la oferta del director de Poth High School, el Sr. [Todd] Deaver, de organizar una reunión con el superintendente para discutir su insatisfacción con el código de vestimenta", dijo Renken a CNN.

El distrito realiza una revisión anual del manual del estudiante antes de que comience el año escolar, dando al público la oportunidad de proporcionar los cambios recomendados a las pautas del distrito, incluido el código de vestimenta del estudiante.

Si Johnson hubiera regresado a la escuela, se le habría asignado la suspensión o la detención después de clases, según Renken. Johnson, dijo, "no se le habría negado su educación".

"No entiendo por qué tiene que meterse en problemas por hacer esto por mí", dijo Maggie.

https://www.facebook.com/pothpirate/posts/741902319618740

A pesar de las circunstancias desafortunadas, PISD recaudó más de 3.000 dólares para que la familia Johnson ayude con los gastos del hospital, junto con la recolección de cientos de tarjetas de otros estudiantes y personal.

"Nunca se trató de no mantener a un niño enfermo", dijo Renken.

"El director Deaver desempeñó sus funciones como se espera que cumpla con las políticas y procedimientos vigentes. Él y su personal, junto con los otros dos campus en Poth ISD, hacen cumplir las reglas y directrices dirigidas por la junta de manera justa y consistente".