CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Paraguay

Desaparición de una niña y hallazgo de cadáver calcinado conmocionan a Paraguay

Por Sanie López Garelli

(CNN Español) – En Paraguay, la desaparición y el posible asesinato de una niña de 7 años conmueven a la ciudadanía. Este domingo, en el departamento de Alto Paraná, donde vive la familia de la menor, se realizó una protesta en demanda de justicia y mayor seguridad.

Numerosas personas con globos blancos marcharon por las calles de Ciudad del Este, capital de ese departamento. El objetivo fue exigir justicia para Naidelin, de 7 años, denunciada este sábado como desaparecida y cuyo cuerpo calcinado la Fiscalía cree haber encontrado este domingo.

  • Estas son algunas imágenes de la protesta:

El médico forense del caso, Dr. Gustavo Zaracho, dijo este lunes que podría tratarse de la niña, basándose en la talla del cuerpo, la dimensión del cráneo y restos de comida hallados en el tracto digestivo, entre otros aspectos.

Zaracho destacó que los familiares de la víctima hicieron el reconocimiento de los restos del cuerpo calcinado y agregó que la causa de muerte es asfixia por ahorcamiento.

Asimismo, los investigadores comunicaron a medios de prensa presentes en la Fiscalía haber encontrado alrededor del cuello del cadáver el resto de un cable que probablemente sería de un cargador de celular. Además, dijeron haber hallado en su cuerpo un surco de ahorcamiento.

El forense explicó que se tendrá certeza absoluta de la identidad del cuerpo encontrado en 45 días, cuando se obtengan los resultados de las pruebas de ADN.

No obstante, la Policía Nacional afirmó este lunes que el caso del secuestro y desaparición de la niña de 7 años está prácticamente resuelto.

La Fiscalía informó que han sido imputadas y detenidas dos personas. Agregó que el presunto autor del crimen es Héctor Eduardo Martínez Núñez, de 25 años, a quien le fue asignado un abogado de la Defensoría Pública y quien aún no ha dado una declaración a la Fiscalía.

También detuvieron a su madre, Limpia Concepción Núñez Goiburú. La fiscal María Estela Maris Ramírez dijo que “investigan a la madre del imputado por homicidio doloso para ver si tuvo o no participación directa, y que ya fue imputada bajo los cargos de frustración a la persecución penal y violación a la ley de armas”.

Aún no hay datos sobre quién ejercerá su defensa. En tanto, Limpia Concepción Núñez habló con la prensa local frente a la Fiscalía del Alto Paraná y dijo que ella no tuvo nada que ver, que no estaba enterada de nada, y que hasta ahora le cuesta creer que su hijo haya asesinado a alguien. Y afirma estar muy apenada por lo que está sufriendo la familia de la niña.

Este lunes por la madrugada se realizó el allanamiento de la casa del principal sospechoso, donde según manifestó la policía, se encontraron armas de fuego y la ropa que, de acuerdo con los informes de la policía, se habría utilizado el sábado durante el secuestro de la niña.

Este lunes también hubo una manifestación en Asunción frente a la Facultad de Obstetricia y Enfermería de la Universidad Nacional, para protestar contra la violencia y la inseguridad de los niños. Los manifestantes destacaron que además del caso de Naidelin otras dos trágicas muertes de menores ocurrieron la semana pasada. En Asunción, la policía encontró en un terreno abandonado a una niña indígena muerta dentro de una mochila. En tanto un niño de una localidad del interior del país falleció tras ser sexualmente abusado, según informes forenses divulgados en medios locales durante la semana.