CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Animales

Más de 360 elefantes murieron por causas misteriosas en Botswana

Por Julia Hollingsworth

(CNN) — Según los conservacionistas locales, más de 360 elefantes han muerto en circunstancias misteriosas en Botswana en los últimos tres meses.

Algunos cadáveres fueron encontraron agrupados alrededor de los pozos de agua, mientras que otros parecían haber muerto «cayendo de bruces», según Niall McCann, director de conservación de la organización benéfica del Reino Unido National Park Rescue.

Los elefantes vivos vistos cerca parecían físicamente débiles, y uno caminaba en círculos, incapaz de cambiar de dirección, dijeron los observadores. Otras especies en el área no parecían haber sido afectadas por lo que golpeó a los elefantes.

El gobierno de Botswana está analizando muestras de los elefantes muertos, pero aún debe determinar la causa de la muerte.

Botswana elimina prohibición de caza de elefantes 3:40

Un caso «atroz»

La cantidad inusual de cadáveres de elefantes se registró por primera vez a principios de mayo, dijo McCann.

«Es espantoso, necesitamos saber qué demonios está pasando», dijo, y agregó que no podía recordar otra vez cuando tantos elefantes habían muerto por una causa misteriosa.

Botswana es el hogar de 130.000 elefantes africanos, más que cualquier otro país del continente. El Delta del Okavango, donde se encontraron los cadáveres, alberga alrededor del 10% de los elefantes del país, dijo McCann.

El año pasado, Botswana eliminó la prohibición de cazar elefantes que tenía vigente en 2014, lo que provocó la protesta internacional. McCann dijo que esta vez no se puede descartar la caza furtiva, aunque los colmillos todavía estaban en los elefantes.

«800 de ellos son como imanes para los delincuentes», agregó.

McCann dijo que había varias posibilidades de lo que podría haber causado las muertes, incluido un parásito específico de elefante, o incluso covid-19.

«Lo que me gustaría enfatizar es que esto tiene el potencial de ser una crisis de salud pública», dijo.

Independientemente de la causa, McCann dijo que era importante llegar al fondo, ya que la pérdida de vida de los elefantes era «globalmente importante», dijo.

El elefante africano está clasificado como vulnerable en la Lista Roja de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza (UICN). El primer Gran Censo de Elefantes, una encuesta panafricana realizada en 2016, reveló que en solo siete años —entre 2007 y 2014— el número de elefantes se desplomó al menos en un 30%, o 144.000.