CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Tiroteos

Al menos 5 niños fueron asesinados en EE.UU. por la violencia armada el fin de semana festivo del 4 de Julio

Por Hollie Silverman

(CNN) — Al menos cinco niños murieron en tiroteos en todo Estados Unidos durante el fin de semana festivo, lo que provocó llamados de los funcionarios para poner fin a la violencia armada que afecta a sus comunidades.

Los niños, de entre 6 a 14 años, fueron asesinados a tiros mientras realizaban las actividades cotidianas: viajar en el automóvil de una madre, caminar en un centro comercial y jugar en el patio con sus primos.

Secoriea Turner, 8 años, Atlanta

En Atlanta, Secoriea Turner, de ocho años, estaba sentada en un automóvil con su madre y otro adulto cuando se produjeron disparos, el sábado por la noche, en University Ave SW, cerca de la autopista I-75/85.

Mientras el conductor intentaba detenerse en un estacionamiento, en Pryor Road, cerca de donde Rayshard Brooks murió a manos de la policía, alguien abrió fuego contra el vehículo, dijo la Policía.

Alguien había colocado barricadas ilegales en el área, según la Policía.

La alcaldesa Keisha Lance Bottoms le rogó a cualquiera que presentara información, y la organización Crime Stoppers ha anunciado una recompensa de US$ 10.000 por la información en el caso.

«Estamos luchando contra un enemigo interno cuando nos estamos disparando en nuestras calles», dijo la alcaldesa en una conferencia de prensa, el domingo. «Le dispararon y mataron a una criatura. Y no fue un tirador, hubo al menos dos tiradores», dijo.

El gobernador de Georgia, Brian Kemp, ofreció sus condolencias a la familia de Secoriea, el domingo, publicando en Twitter: «Nuestros corazones están rotos por la pérdida sin sentido de esta preciosa vida».

Royta De’Marco Giles, 8, Hoover, Alabama

El viernes en Hoover, Alabama, otro niño, de 8 años, fue asesinado a tiros mientras estaba en un centro comercial.

Royta De’Marco Giles Jr. era uno de los cuatro «espectadores inocentes atrapados en el fuego cruzado», cuando comenzó un tiroteo entre un grupo de hombres dentro del centro comercial Galería Riverchasel, dijo un comunicado de prensa del Departamento de Policía de Hoover.

El niño acababa de terminar el segundo grado en la Escuela Primaria Jonesboro, dijo un comunicado de las Escuelas de la Ciudad de Bessemer.

Royta De’Marco Giles fue asesinada a tiros en un cruce de disparos en un centro comercial en Hoover, Alabama.

«Nuestros corazones simplemente están rotos por la trágica pérdida de Giles. Estamos aquí para la familia en todas las formas posibles, y pedimos que todos eleven a la madre, la familia y nuestra comunidad escolar en sus oraciones. Esto es difícil», dijo el superintendente de Bessemer City Schools, Dr. Autumm Jeter en un comunicado a CNN.

Giles fue descrito como un «niño inteligente, que era una joya, con grandes sueños de algún día ingresar a la industria de la música«, según el declaración.

Un sospechoso ha sido arrestado con cargos y la policía ha publicado imágenes de vigilancia adicionales de varias personas de interés que están buscando en relación con la muerte del niño.

Davon McNeal, 11, Washington

Davon McNeal, de 11 años, estaba visitando a su familia en el sureste de Washington, cuando un grupo de cinco hombres comenzó a disparar alrededor de las 9:30 p. m. del sábado, dijo la Policía.

Su abuelo, John Ayala, quien fundó el capítulo de Washington de los Ángeles Guardianes y ha estado luchando contra la violencia armada durante muchos años. dijo que su nieto bajó del auto para correr hacia la casa de su tía para tomar un cargador de teléfono.

Davon McNeal estaba visitando a su familia cuando recibió un disparo en Washington.

La madre de McNeal escuchó los disparos y vio a su hijo agacharse al suelo, pensando que estaba tratando de esquivar las balas, dijo Ayala.

Pero luego ella vio que su hijo no se movía y notó la sangre. «Ella vio que lo golpearon en la cabeza», dijo Ayala, que no estaba allí en ese momento. Cuando llegó al hospital, descubrió que su nieto estaba muerto.

«Su madre solo estaba llorando, ‘¡Mi bebé! ¡Se llevaron a mi bebé!'», dijo Ayala.

La alcaldesa Muriel Bowser anunció una recompensa de US$ 25.000 por información que conduzca al arresto de los responsables.

«La ayuda del público es crucial para llevar ante la justicia a los autores del horrendo asesinato de Davon McNeal, de 11 años», dijo la alcaldesa, en un tuit anunciando la recompensa.

Natalia Wallace, 7 años , Chicago

Un grupo de niños jugaba en el patio del vecindario Austin de Chicago cuando tres sospechosos salieron de un vehículo de color claro y dispararon contra un grupo reunido afuera de una casa en la cuadra 100 de North Latrobe Ave, dijo la Policía.

Natalia Wallace, de siete años, identificada por sus familiares a la afiliada de CNN, WBBM, recibió un disparo en la cabeza y fue transportada al Hospital Stroger donde murió, dijo la Policía de Chicago a CNN.

Natalia Wallace estaba jugando con sus primos en un patio en el vecindario de Austin, Chicago.

Natalia era «dulce, tímida, amorosa y buena en matemáticas» y acababa de terminar el primer grado, le dijo su familia a la WBBM.

«Los niños que juegan afuera no deberían preocuparse por las armas y las personas que disparan», dijo el padre de Natalia, Nathan Wallace, a la filial.

«Chicago. Austin. Tienen que estar cansados de esto», dijo el jefe Fred Waller al hablar con los periodistas. «El corazón de Chicago se rompe nuevamente. El corazón de Austin se rompe nuevamente. Tienes que estar cansado de esto, porque caramba, estoy cansado de esto», dijo Waller.

La alcaldesa Lori Lightfoot pidió que cualquier persona con información se presente y dijo que la violencia «ha sucedido durante demasiado tiempo»,

«Esta noche, un niño de 7 años, en Austin, se unió a una lista de adolescentes y niños cuyas esperanzas y sueños se acabaron con el cargador de un arma «, dijo Lightfoot en un tuit.

«Como ciudad debemos abrazar a nuestros jóvenes para que entiendan que hay un futuro para ellos que no está envuelto en la violencia armada».

En otro tiroteo en Chicago, un menor, de 14 años, estaba entre los cuatro muertos el 4 de julio.

Un niño, de seis años, fue asesinado en San Francisco

La Policía en San Francisco anunció, el domingo por la noche, que estaban investigando el «homicidio sin sentido» de un niño de 6 años, de Bayview.

El niño fue encontrado con una herida de bala después de que la Policía recibió una llamada por detonaciones  alrededor de las 10:44 p. m. del sábado por la noche, según un comunicado de prensa del Departamento de Policía.

Una segunda persona fue llevada al hospital y tratada por lesiones no mortales.

No se han realizado arrestos y no había una descripción del sospechoso disponible, según el comunicado.

«Una violencia sin sentido como esta que podría reclamar tan trágicamente la vida de un niño pequeño es inaceptable en nuestra ciudad, y el Departamento de Policía de San Francisco apoya a la comunidad de Bayview Hunter’s Point en su determinación de llevar al perpetrador o perpetradores ante la justicia» dijo William Scott, portavoz de la Policía en el comunicado.

Tiroteos en Estados Unidos

Los niños no fueron las únicas víctimas de la violencia armada, pues los tiroteos mataron a algunos e hirieron a muchas otras personas en varias ciudades de Estados Unidos durante el fin de semana festivo del 4 de Julio.

Nueva York vio al menos 44 incidentes de disparos que afectaron a 63 personas, según las estadísticas de la Policía de Nueva York, NYPD.

En un incidente, dos agentes resultaron heridos cuando una bala golpeó el parabrisas delantero de un vehículo policial  en el Bronx, justo antes de la medianoche del 4 de julio, dijo el NYPD. Ambos fueron tratados por lesiones menores. Una fuente de la Policía de Nueva York dijo que no se sabía si era una bala extraviada o disparada intencionalmente y todavía están tratando de identificar al tirador.

Y en Chicago, 75 personas habían recibido disparos durante el fin de semana, hasta el domingo, 13 de ellas fatalmente, según WLS, afiliada de CNN.

— Sharif Paget de CNN, Bill Kirkos, Kay Jones, Chuck Johnston, Nicky Robertson, Lauren Koenig y Mary Kay Mallonee contribuyeron a este informe.