CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Florida rompe el récord de casos diarios de covid-19 en Estados Unidos

Por Christina Maxouris, Holly Yan

(CNN) — El Departamento de Salud de Florida reportó 15.299 nuevos casos de covid-19 el domingo, el mayor número de casos nuevos reportados en un solo día por cualquier estado de Estados Unidos desde que comenzó la pandemia de coronavirus.

El récord anterior, también establecido en Florida, fue el 4 de julio, con 11.434 casos nuevos reportados, según datos de la Universidad Johns Hopkins (JHU, por sus siglas en inglés).

La tasa de positividad de la prueba en Florida es de 19,60%, según las estadísticas de JHU.

Con los casos de coronavirus en incremento a lo largo de EE.UU., los líderes locales y estatales se han encontrado en desacuerdo sobre los tipos de restricciones que deberían existir para avanzar de manera efectiva.

En Florida, la representante Donna Shalala dijo que el virus aún está fuera de control y que lugares como Miami están cerca de cerrarse por segunda vez.

«Está fuera de control en todo el estado porque nuestro gobernador ni siquiera le dirá a todos que usen máscaras. Al menos en el condado de Miami-Dade, todos deben usar una máscara cuando estén afuera», le comentó a CNN el sábado por la noche.

«Esta es una tragedia estadounidense», agregó.

Así fue la reapertura de Disney en la Florida 4:20

En las últimas semanas el estado rompió múltiples récords de máximos diarios en nuevos casos y reportó otras 10.360 nuevas infecciones el sábado. Cerca de 40 hospitales en todo el estado no tienen camas disponibles en las UCI y más de 7.000 pacientes están hospitalizados en todo el estado con el virus, según los datos estatales mostrados el sábado.

Pero el gobernador Ron DeSantis se ha resistido a implementar un mandato de máscaras en todo el estado, diciendo la semana pasada que el estado se ha «estabilizado donde estamos«. El sábado, sugirió que Florida no pasaría a la próxima fase de reapertura por ahora, y dijo que «queremos reducir esta tasa de positividad».

En Georgia el gobernador Brian Kemp criticó la decisión de la alcaldesa de Atlanta de trasladar la reapertura de la ciudad a la fase 1, diciendo que la acción era «meramente orientativa, no vinculante y legalmente inaplicable». La Fase 1 incluye una orden para que los residentes se queden en casa, excepto por viajes esenciales. La alcaldesa, que dio positivo por covid-19, defendió su decisión argumentando que el estado se abrió imprudentemente y que los residentes estaban «sufriendo las consecuencias».

«Como se indica claramente en mis órdenes ejecutivas, ninguna acción local puede ser más o menos restrictiva, y esa regla se aplica en todo el estado», escribió Kemp en Twitter.

Los debates son parte de los esfuerzos nacionales de los líderes estadounidenses para controlar la rápida propagación del coronavirus sin tener que obligar a los residentes a un segundo encierro. Más de la mitad de los estados de EE.UU. han suspendido o revertido sus planes de reapertura con la esperanza de ralentizar los nuevos casos. Pero tanto los mandatos como las sugerencias de máscaras faciales por parte de los funcionarios aún enfrentan una fuerte reacción de muchos estadounidenses, incluso cuando los expertos advierten que son la forma más efectiva de prevenir una mayor propagación del virus.

Ahora sumido en la crisis de coronavirus, EE.UU. informa más de 3,2 millones de contagios, según la Universidad Johns Hopkins. Eso es más que la población individual de 21 estados, Washington DC y Puerto Rico, según datos de la Oficina del Censo de EE.UU. Al menos 134.814 estadounidenses han muerto.

Las tendencias en los estados

Según los datos de la Universidad Johns Hopkins, al menos 33 estados registran una tendencia al alza en nuevos casos, en comparación con la semana anterior.

Esos estados son: Alabama, Arkansas, California, Colorado, Connecticut, Florida, Georgia, Hawái, Idaho, Illinois, Indiana, Iowa, Kansas, Kentucky, Luisiana, Massachusetts, Michigan, Minnesota, Missouri, Montana, Nebraska, Nuevo México, Carolina del Norte, Dakota del Norte, Oklahoma, Ohio, Pensilvania, Texas, Utah, Vermont, Virginia, Virginia Occidental y Wisconsin.

Catorce estados se mantienen estables: Alaska, Arizona, Maryland, Mississippi, Nevada, New Hampshire, Oregón, Nueva York, Rhode Island, Carolina del Sur, Dakota del Sur, Tennessee, el estado de Washington y Wyoming.

Tres estados informan una disminución: Delaware, Maine y Nueva Jersey

Los estadounidenses salieron el 4 de julio

Incluso cuando los casos aumentaban en muchas partes del país, un nuevo análisis de datos de teléfonos celulares en 10 puntos críticos de coronavirus sugiere que  más personas salieron durante el feriado del 4 de julio que durante el fin de semana del Día de los Caídos (Memorial Day).

La movilidad es uno de los impulsores de la transmisión del virus, según los expertos, pero podría pasar semanas antes de que haya, si es que hay, un incremento en los casos relacionados con los feriados de julio.

El análisis proviene de datos compartidos con CNN por Cuebiq, una de las compañías privadas que los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. utilizan para rastrear el movimiento general en EE.UU. Incluía datos de áreas de Houston, Austin, Dallas, San Antonio, Phoenix, Orlando, Tampa, Charleston, Miami y Atlanta.

Los viajeros tienden a visitar ciudades en su propio estado o región, pero algunos viajaron más lejos. Cerca del 3,7% de los visitantes al área de Miami provenían de Nueva York, y casi el 4% provenía del área de Atlanta. De las personas que visitaron Phoenix, el 16,3% provenía de solo tres áreas metropolitanas en el sur de California, incluidos Los Ángeles, Riverside y San Diego. Otros vinieron de áreas alrededor de Chicago y Dallas.

Los viajes se produjeron a pesar de la orientación de los funcionarios de salud que instaron a los estadounidenses a evitar las celebraciones tradicionales, y agregaron que los residentes que pueden sentirse bien también podrían portar el virus.

Los CDC ahora estiman que el 40% de las personas infectadas con coronavirus no muestran síntomas. El porcentaje de casos asintomáticos en el país sigue siendo incierto, dijo la agencia.

Caras vemos, coronavirus no sabemos, dice experto 3:32

El feroz debate sobre la apertura de escuelas

Mientras el país se enfrenta a la crisis, el presidente anunció la semana pasada que está presionando a los gobernadores para que vuelvan a abrir las escuelas en un esfuerzo por devolver el país a una normalidad.

A pesar del incremento en los casos en el estado y los gritos de protesta de los educadores, el departamento de educación de Florida anunció que requerirá que las escuelas vuelvan a abrir en el otoño. Otros líderes estatales no han anunciado ningún cambio todavía, pero algunas decisiones locales han retrasado el comienzo de los semestres de otoño. Los CDC publicaron pautas para padres y administradores, pero el director de la agencia, el Dr. Robert Redfield, señaló que la decisión del camino más seguro recae en los distritos.

Pero los documentos internos de los CDC advirtieron que la reapertura total de las escuelas y universidades K-12 representaría el «mayor riesgo» para la propagación del virus, según un informe de The New York Times.

El documento de 69 páginas obtenido por el Times marcado «Solo para uso interno» se encontraba entre los materiales para los equipos federales de respuesta de salud pública desplegados en puntos críticos de coronavirus, para ayudar a los funcionarios locales de salud pública a manejar el brote, informó el periódico.

Melissa Alonso de CNN, Rosa Flores, Jen Christensen, Randi Kaye, Melissa Alonso, Amanda Watts y Sara Weisfeldt contribuyeron a este informe.