CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Voto Latino

Voto Latino

Las elecciones de Estados Unidos, explicadas

Por Zachary B. Wolf, ilustraciones de Max Pepper, Kelly Mena

Read this article in English

(CNN) — ¿Cuáles son las preguntas que tienen realmente sobre las próximas elecciones? Esas que buscan en Internet a altas horas de la noche.

Tomamos las principales consultas de búsqueda global sobre la elección presidencial de noviembre en Estados Unidos.

Esto es lo que deben saber sobre lo que está pasando con las elecciones de 2020.

¿Cuándo comienzan las elecciones en Estados Unidos?

¡Gran pregunta! Respuesta corta: el día de las elecciones, según lo establece la ley, es siempre el primer martes después del primer lunes de noviembre. Este año es el 3 de noviembre.

Mejor respuesta: algunas semanas antes del 3 de noviembre. Mucha gente en EE.UU. vota antes o por correo, y se espera que este año lo haga más que nunca debido a la pandemia de covid-19.

La mejor respuesta: ya lleva meses. La elección presidencial comienza con las elecciones primarias, un proceso para que los partidos políticos – el republicano y el demócrata- elijan a sus candidatos (este año son Donald Trump y Joe Biden). Las primarias que determinan a esos candidatos comenzaron a principios de 2020 y en su mayoría terminaron en el verano del hemisferio norte.

Importante también: hay muchas otras elecciones que ocurren al mismo tiempo que la presidencial. Los votantes elegirán a los 435 miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, que están en su cargo por períodos de dos años. Los votantes de algunos estados también elegirán a sus senadores, que cumplen períodos de seis años.

El partido que controla las dos cámaras del Congreso tiene mucho poder en Washington, por lo que son importantes en términos de lo que puede lograr el presidente recién elegido (o reelegido).

¿Cuándo terminan las elecciones en Estados Unidos?

Respuesta corta: el 3 de noviembre, aunque los últimos centros de votación cerrarán en Alaska después de la medianoche, hora de Miami.

Mejor respuesta: cuando se cuenten todos los votos.

La mejor respuesta: dada la alta votación por correo que se espera este año por la pandemia, saber quién ganó las elecciones probablemente llevará más de un día. Siempre existe la posibilidad de un triunfo demasiado evidente. Sin embargo, ninguna de las partes admitirá la derrota hasta que esté absolutamente seguro de haber perdido. (Flashback: Al Gore llamó a George W. Bush para revocar el reconocimiento de su derrota en 2000).

Una elección reñida podría durar días o incluso semanas mientras los estados esperan que las boletas lleguen a su destino y se realicen los recuentos necesarios antes de certificar sus resultados. En 2000, el ganador no quedó claro durante más de un mes.

¿Por qué el día de las elecciones de Estados Unidos es un martes de noviembre?

Si bien no está en la Constitución, es una cuestión de derecho. El Congreso fijó la fecha en 1845.

¿Se pueden posponer o cambiar las elecciones?

Esa ha sido una pregunta interesante este año por la pandemia. Dado que el día de las elecciones está establecido por ley, sería necesario que el Congreso sancione una ley y que el presidente de EE.UU. la promulgue para posponer o cambiar la fecha. Eso no parece probable.

¿Quién puede votar?

Esta es una pregunta muy buena y complicada, especialmente desde que los republicanos y los demócratas han estado luchando este año sobre el acceso al voto.

La respuesta fácil la da la Enmienda 26 de la Constitución de EE.UU., que establece que la edad mínima para votar es 18 años y que a partir de allí, la voz de los ciudadanos estadounidenses puede ser escuchada.

Pero hay mucho más que eso. Primero, los votantes no eligen directamente al presidente. Eso lo hace el Colegio Electoral, que incluye representantes -electores- de cada estado, que sufragan según el resultado del voto popular. Entonces, los ciudadanos comunes van a las urnas a decidir quién obtendrá los votos electorales de sus estados. (Más sobre esto en un momento).

Las reglas son diferentes en cada estado e incluso pueden variar dentro de los propios estados.

Es notable que en los últimos años, una serie de nuevas leyes estatales ha tratado de dificultar el voto. Los defensores de estas leyes citan preocupaciones sobre el fraude, aunque los estudios encuentran que el fraude electoral es extremadamente raro. Han exigido requisitos de identificación en algunos lugares. Han tratado de depurar las listas de votantes. Los opositores se han quejado de que estas restricciones son una forma de represión de los votantes.

Relacionado: ¿quién puede votar en las elecciones de Estados Unidos?

Los prisioneros pueden votar en Vermont y Maine, pero no en otros lugares. En 2016, los votantes aprobaron una iniciativa para reintaurar esos derechos a los delincuentes en la Florida, pero han sido frenados por los republicanos que dirigen el gobierno estatal.

Agreguemos a eso la marca de la esclavitud y la represión, que evitó que los negros votaran, primero como esclavos y luego a través de pruebas de alfabetización e impuestos electorales. Sumemos también que las mujeres no pudieron votar en todos los estados de EE.UU. hasta 1920.

Además, están los territorios. Los puertorriqueños, por ejemplo, son ciudadanos de Estados Unidos, pero el territorio no tiene votos en el Colegio Electoral, por lo que la gente inscrita allí no tiene voz en la elección presidencial de noviembre, aunque puede votar en las primarias de cada partido.

Los puertorriqueños sí pueden votar en las elecciones generales cuando viven en alguno de los 50 estados de EE.UU.

¿Qué hay en la boleta?

Respuesta corta: la mayoría de los estadounidenses votan por el presidente y el Congreso, pero las boletas de noviembre también incluirán elecciones estatales y locales, por lo que diferirán de una ciudad a otra y de un estado a otro.

Respuesta larga: toda persona que vote en un estado de EE.UU. puede votar por el presidente. Pero las opciones serán diferentes según el estado. Biden y Trump estarán en cada boleta, pero habrá otras opciones de partidos más pequeños que varían según las reglas de cada estado.

Todos los que voten en un estado de EE.UU. también votarán por un miembro del Congreso, con algunas excepciones. Los residentes de Washington, la capital del país, solo eligen un delegado sin derecho a voto al Congreso. De la misma manera, los residentes de Puerto Rico solo eligen a un delegado sin derecho a voto al Congreso.

Cada estado de EE.UU. obtiene dos senadores, ya sea que su población sea pequeña como la de Wyoming o enorme como la de California. Pero como los senadores cumplen períodos de seis años, solo un tercio de ellos está en la boleta electoral en un año determinado.

Algunos estados elegirán gobernadores este año y otros no. La mayoría de las boletas también tendrá alguna combinación de elecciones estatales y locales. Algunos estados tienen iniciativas de votación y preguntan a sus residentes sobre todo tipo de temas. Además, algunas personas también deberán votar por iniciativas locales. De nuevo, todos son diferentes.

Acudan a su gobierno local o al secretario de Estado de su estado para obtener una boleta de muestra.

¿Cómo se eligen los senadores en Estados Unidos?

Son elegidos por voto popular dentro de un estado. Pero no es así como la Constitución lo imaginó al principio. Los senadores solían ser seleccionados por las legislaturas estatales. Los artífices de la carta magna querían proteger a los senadores de la opinión pública. Pero resultó ser una práctica horriblemente corrupta y tomó más de 100 años de esfuerzo reformar la Constitución. Finalmente en 1913, la Enmienda 17 estableció que el pueblo debía elegir a sus senadores.

¿Cómo se eligen los miembros de la Cámara de Representantes de Estados Unidos?

Son elegidos por voto popular dentro de los distritos legislativos. Pero vale la pena mencionar que no todos los distritos del Congreso están representados por igual. El censo, que se realiza cada 10 años (incluso en 2020), determina cuántos distritos del Congreso recibe cada estado.

Los partidos políticos han tratado -durante mucho tiempo- de sacar provecho del trazado de sus distritos dentro de los estados. Los partidos políticos a menudo han ayudado a solidificar sus mayorías en los estados y a proteger a los titulares con distritos creativamente “dibujados”. El proceso de dibujar líneas extrañas para favorecer un partido, conocido como “gerrymandering”, ha sido objeto de numerosos casos judiciales. Otros estados han tratado de hacerlo de manera más justa, mediante la adopción de comisiones no partidistas o bipartidistas para volver a trazar líneas distritales.

Las disparidades de población en el país se han vuelto un poco ridículas. El único distrito del Congreso de Wyoming tiene menos de 600.000 personas y un distrito en California o Texas tendrá más de 700.000.

Después del censo de 2020, habrá una «redistribución» y algunos estados podrían perder o ganar escaños en el Congreso dependiendo de los cambios en la población.

¿Cómo se elige al presidente de Estados Unidos?

¡Esto se complica!

Cada estado maneja sus propias elecciones, pero todos cuentan con el candidato republicano y el demócrata en sus boletas. Aunque no existe una regla técnica que diga que la elección deba ser entre estos dos partidos, ese es efectivamente el caso. Los partidos eligen a sus candidatos durante una serie de primarias, que generalmente comienzan en enero del año de las elecciones generales. A partir de ahí, se establece el cronograma:

Todos los estados realizan sus elecciones generales el primer martes después del primer lunes de noviembre. Luego, los electores —las personas que votarán en el Colegio Electoral— son escogidos en función del vencedor en las elecciones estatales.

Los electores de cada estado se reúnen en la capital estatal el primer lunes después del segundo miércoles de diciembre. Este año será el 14 de diciembre, y allí emiten su voto para presidente y vicepresidente.

Luego los envían al Capitolio en Washington antes del 23 de diciembre.

Finalmente, los votos electorales de cada estado se otorgan al ganador de ese estado, excepto en Maine y Nebraska, donde dos votos electorales van al ganador del estado y los restantes van al ganador del distrito del Congreso.

Una vez en el Congreso, el vicepresidente en ejercicio cuenta en voz alta los votos del Colegio Electoral el 6 de enero.

Hay dos semanas para resolver las últimas disputas o dudas, y el 20 de enero, el nuevo presidente toma posesión de su cargo.

¿Se basa el voto electoral en el voto popular?

¡NO! Y así es como Trump resultó presidente a pesar de que más personas votaron por Hillary Clinton en 2016. Lo mismo ocurrió con la contienda entre George W. Bush y Al Gore, y con un puñado de otros presidentes en la historia. El sistema, que hoy beneficia a los estados más pequeños y menos poblados, se creó antes de que la mayoría de la población de Estados Unidos pudiera votar. Otorgó a los estados del sur un crédito parcial por sus poblaciones esclavizadas para determinar el volumen de su representación, pero le dio derechos de voto solo a ciertos hombres blancos.

Relacionado: la historia del Colegio Electoral

Hoy, los votantes estadounidenses votan por el presidente, aunque eligen a los electores que finalmente elegirán al presidente. El número de electores se ha establecido en 538 desde 1964 y se requieren 270 para ganar. Cada estado tiene un número de electores igual a su representación en el Congreso (representantes en la Cámara más dos senadores). Entonces, Wyoming tiene tres electores, mientras que California, el estado más poblado, tiene 55.

¿Cuándo se anuncian los resultados electorales?

Los funcionarios electorales generalmente comienzan a contar e informar los resultados una vez que los centros de votación se han cerrado en su área. Verán que esos resultados comienzan a aparecer y pueden escuchar a las agencias de noticias -como CNN- proyectando a los ganadores con bastante rapidez. O escucharán acerca de uno de los candidatos que reconoce la derrota.

Algunas organizaciones de noticias más grandes observan los resultados entrantes, las encuestas de salida y otros datos existentes en la noche de las elecciones y, en muchos casos, pueden proyectar qué candidato ganará. Sin embargo, si no hay suficiente información, un ganador puede tardar mucho en ser confirmado.

Relacionado: mapa interactivo de CNN del Colegio Electoral. Prueben diferentes escenarios para llegar a 270 votos electorales.

Por lo general, los estadounidenses saben quién ganó la presidencia el mismo día de la elección. Esta vez, contar votos podría llevar mucho más tiempo en la medida que más personas voten por correo o en ausencia. Pero el proceso formal de elegir a un presidente (ver arriba) continúa durante meses y el ganador no se anuncia técnicamente hasta, al menos, el 6 de enero. Pero eso es solo un tecnicismo a menos que suceda algo diferente.

¿Pueden terminar las elecciones en un empate?

Sí, no… y más o menos. No pueden terminar en un empate en el que finalmente habrá un presidente. Pero puede haber un empate entre votos electorales en el camino. Si, después del día de las elecciones, ningún candidato alcanza los 270 votos electorales (o los dos empatan con 269), la Cámara de Representantes interviene para elegir al presidente y cada delegación estatal obtendría un voto. Y seguirían así hasta que uno de los candidatos obtuviera la mayoría.

Los fans de la historia deberían leer sobre la elección de 1824, cuando la Cámara de Representante designó presidente a John Quincy Adams a pesar de que Andrew Jackson obtuvo inicialmente más votos populares y electorales.

¿Cuándo toma posesión el ganador?

Al mediodía del miércoles 20 de enero de 2021. Márquenlo en su calendario.

Acerca de los autores

Zachary B. Wolf

Zach Wolf es redactor principal de CNN Politics, donde escribe análisis político para CNN Politics y es un invitado frecuente en Early Start de CNN.

ilustraciones de Max Pepper
Kelly Mena

Kelly Mena es reportera de temas de política local y estatal de CNN Politics.