CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El desafío de integrar la educación con las nuevas tecnologías

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) — El desarrollo educativo ha llegado a “un techo” y el mundo entero enfrenta hoy el desafío de integrar a la escuela el avance de las nuevas tecnologías, un objetivo que parece muy simple pero que aún no ha logrado materializarse.

“El intento más interesante lo tenemos al lado” con “el caso uruguayo, el Plan Ceibal, de (integración de las) tecnologías en los colegios, pero es muy difícil encontrar que las escuelas puedan captar lo de afuera”, dijo este lunes en CNN Radio el exministro de Educación porteño Mariano Narodowsky.

Y agregó: “No fue posible integrar” lo que pasa adentro con lo que sucede afuera del sistema educativo, “no hay experiencia a nivel global de que se haya podido hacer una integración” de este tipo. “Aisladamente hay docentes que logran hacer cosas maravillosas” pero no es un fenómeno global, dijo Narodowsky.

El experto en educación, uno de los fundadores del Pansophia Proyect, dijo que “estamos en un momento de quiebre y replanteo en todos los países del mundo” en materia educativa.

“Solo los países no democráticos logran sostener el nivel escolar de manera tradicional. Ahí sí hay disciplina y se siguen articulando sistemas educativos.  En el resto (del mundo) se cuestiona constantemente”, sostuvo en diálogo con La Mañana de CNN.

Y prosiguió: “Entramos en una situación de techo frente a este desarrollo, que se expresa en las famosas pruebas internacionales Pisa, el Programa Internacional para la Evaluación de Estudiantes.

“La mayoría de los países desarrollados no mejora en sus puntajes, Australia y Nueva Zelandia bajaron en aprendizaje de ciencia y matemáticas. Los niveles de inclusión social en países intermedios, como Argentina, están estancados. Las escuelas solo crecen en los países pobres”, reseñó.

Estamos en un momento de quiebre y replanteo en todos los países del mundo

A su vez, Norodowsky consideró que “lo mejor que se puede hacer es sacarle todo el jugo posible” al hecho de que la escuela “es una tecnología del siglo XVII, hacer de algo feo algo lindo, de sacar del vicio una virtud”. En la escuela “nos comunicamos cara a cara, no por WhatsApp, a veces nos aburrimos, y hay que aprender que (el aburrimiento) es algo de la vida. Hay libros y un adulto que tiene algo para decir”.

“Lo que pasa afuera es, parafraseando a Luca Prodan, ´yo no sé lo que quiero, pero lo quiero ya´”, indicó.

El especialista dijo además que “el desafío es que los chicos aprendan, que los docentes sepan y los seres humanos accedan al conocimiento. El punto es cómo vamos a hacer para que eso sea una gran biblioteca de acceso público y no cotos cerrados dominados por corporaciones de inteligencia artificial”.

“Son elementos nuevos. Hay que ir avanzando en soluciones razonables. Algunas cosas que planteamos parecen de ciencia ficción. El futuro está ahí a la vuelta”, concluyó.