CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Malvinas: «Los soldados pelearon por algo incuestionablemente nuestro»

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina)– El ex jefe del Ejército, general retirado Martín Balza, dijo este martes en CNN Radio que la guerra de Malvinas fue «una locura» y una «torpe decisión» de la dictadura, pero al mismo tiempo afirmó que los soldados argentinos «pelearon por algo incuestionablemente nuestro«.

«Hay un hecho incontrastable, al margen de la torpe decisión de la junta militar» y «es que hombres argentinos pelearon por un sentimiento: Malvinas. Pelearon por algo incuestionablemente nuestro, y eso es lo que hay que destacar», dijo Balza en Café con Pepe, a 37 años del desembarco argentino en las Islas, el 2 de abril de 1982.

Balza dijo que hoy ve el conflicto de Malvinas «como un oficial retirado pero con el orgullo de todos los veteranos de guerra , no por la guerra sino porque combatimos por un sentimiento«.

El militar retirado era el jefe de artillería del regimiento número 3, con asiento en Paso de los Libres, provincia de Corrientes, cuando se produjo el desembarco del 2 de abril. En su diálogo con Pepe Gil Vidal, dijo que se enteró del hecho el mismo día.

«No me cabía ninguna duda que el Reino Unido iba a reaccionar» y «no se iba a dejar mojar la oreja por un país conducido entonces por una sangrienta dictadura militar»

Y graficó: «El 13 de abril, a los 10 días, yo estaba con mi unidad en Malvinas. Esto habla de la improvisación de una guerra jamás pensada donde reinó la improvisación y lo mismo debe haber pasado con otras unidades».

Sobre la guerra, Balza dijo que todo militar experto sabe que para combatir y tener una mínima posibilidad de éxito en una zona insular hay dos condicionamientos: tener superioridad en el mar y en el aire».

«No me cabía ninguna duda que el Reino Unido iba a reaccionar» y «no se iba a dejar mojar la oreja por un país conducido entonces por una sangrienta dictadura militar«, expuso.

Y agregó: «El control real fue totalmente británico en todas las operaciones.»

Balza fustigó duramente el rol de la dictadura encabezada por el general Leopoldo Fortunato Galtieri, fallecido en prisión en 2002 antes de ser juzgado por crímenes de lesa humanidad. «La incompetente junta miltar creyó que Estados Unidos iba a ser neutral o nos iba a apoyar. Eso era desconocer la historia de la guerra y de la relación Estados Unidos-Reino Unido».

Al mismo tiempo, prosiguió Balza, Gran Bretaña «era la tercera potencia mundial, además de una potencia nuclear de segundo orden y tuvo todo el apoyo de la OTAN y de Estados Unidos» que le permitió el uso de su base de la Isla Ascensión en el Atlántico. «Es decir era una locura» ir a la guerra, sostuvo.

El ex jefe del ejército afirmó además que entre el 2 de abril y hasta el 1 de mayo, cuando empezaron los bombardeos británicos, «Galtieri, los altos mandos y políticos» fueron al archipiélago «a fotografiarse, pero cuando empezó la metralla, la guerra, ni Galtieri ni un alto mando pisó las Islas Malvinas«.

Las torturas a los soldados

Sobre los estaqueos y torturas sufridas durante la guerra denunciadas por soldados argentinos, Balza dijo que en su unidad «no se registró ningún caso».

Indignos oficiales y suboficiales que castigan en forma arbitraria no merecen tener el uniforme de las Fuerzas Armadas

«No quiero decir que no hayan sucedido. Si sucedieron deben ser casos puntuales de los que no tuve conocimiento», indicó.

Y prosiguió: «Se tenían que haber tomado medidas en ese entonces. Yo tomé conocimiento después. Varios meses después en el continente. Indignos oficiales y suboficiales que castigan en forma arbitraria no merecen tener el uniforme de las Fuerzas Armadas«, concluyó.

El recuerdo de un ex combatiente

Café con Pepe entrevistó además, a 37 años del desembarco en las Islas Malvinas, al ex combatiente Lautaro Jiménez Corbalán, que estaba al frente de la tercera sección de la compañía B de Infantería 4.

Hoy «es un día importante, para el recuerdo, y en especial para honrar a los caídos y a través de ellos a los famliares», indicó.

Jiménez Corbalán recordó que durante el viaje a las Islas los soldados vivían «una gran algarabía» porque pensaban que «íbamos a ser partícipes de un hecho histórico«, pero todo eso «se transformó en algo real y tremendo».

«La inmensa mayoría de nosotros tenía algún viso de esperanza de que iba a primar la cordura e iba a haber negociaciones. Pero en ellos realmente no hubo una real voluntad de evitar que corriera sangre», enfatizó.