CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Kicillof: «El fracaso es total, todo es culpa de Macri»

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina) — Axel Kicillof, quien desde principios de año ha recorrido cerca de 30 pueblos y ciudades bonaerenses, contó este sábado las sensaciones que recogió durante este relevamiento en CNN Radio: «Predominan la decepción, el enojo, la angustia. A pesar de los esfuerzos grotescos del Gobierno por echarles la culpa a otros, la mayoría identifica como responsables a los que gobiernan hoy».

El economista y diputado nacional aseguró en el programa Digamos todo, que conduce Nacho Girón, que «todos tratan de despegarse de Mauricio Macri en la boleta de Cambiemos». Y remarcó que el Presidente «no puede hacerse el tonto. El fracaso es total. Todo es su culpa. Sería muy raro que logre la reelección con sus bajos índices de popularidad».

Para el ex ministro de Economía del kirchnerismo, «el mejor equipo de los últimos 50 años se fue a la B, a la C». Kicillof dijo estar «harto de tanta mentira guionada» por un gobierno al que definió como «nefasto y antiguo».

Predominan en la gente la decepción, enojo y la angustia

Precandidato a la gobernación de Buenos Aires, Kicillof evaluó: «Estamos haciendo un trabajo que contesta las demandas para armar un frente electoral amplio». Consultado sobre si Cristina Kirchner será candidata a la presidencia de la Nación, el economista respondió: «No lo sé». Y explicó: «Todo tiene que ver con juntar presiones opositoras, para después resolver las candidaturas».

Luego de calificar como «papelón» la causa de los cuadernos, el legislador fue contundente: «La única confesión muy fuerte que escuché sobre corrupción fue la de Mauricio Macri con respecto a su padre, después de su muerte».

Por otro lado, el ex ministro consideró que «la gente está con mucho miedo» y que para la Argentina «no hay un solo camino» pero el del actual Gobierno «es el peor de todos«. Por último, y después de mostrarse reticente a ensayar una autocrítica sobre la gestión kirchnerista, Kicillof admitió que hubo fragilidad en «el armado político y la comunicación: debimos haber trabajado mejor para explicar lo que hacíamos».