CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Así es la vida de Eleonora Cassano después de su retiro

Por CNN Radio Argentina, Angel de Brito

(CNN Radio Argentina) — Eleonora Cassano es una de las bailarinas argentinas más reconocidas a nivel mundial. Su éxito en las pistas atravesó todo el planeta. En El Espectador en CNN Radio, cinco años después de su retiro, reconoció este miércoles que junto con Julio Bocca marcaron «un antes y un después» en la danza.

“Estoy muy ocupada con estos de las clases en la fundación Julio”, contó, en su nuevo rol de profesora de baile.

Y confesó por qué decidió dejar de estar arriba de los escenarios: “Lo mío no pasó por el hartazgo. Disfruto y lo sigo disfrutando. El clásico tiene un nivel de excelencia que en mi situación merecía terminar bien. Hay que tener cuidado. Uno se puede copar, pero el clásico no es para hacerlo sin las condiciones que requiere”.

Y aseguró que, más allá del talento, no hay secretos para llegar a la cima: “No hay otra forma de llegar a estar arriba de un escenario y nivel internacional. Tenés que ensayar todo el tiempo. Cuando me retiré seguí pensando en mejorar y con el mismo nivel de exigencia”.

Su paso por el Bailando

“Me gustó mucho ingresar al Bailando. Me acercó a determinada gente que no me conocía”, dijo Cassano sobre su participación en el programa que conduce Marcelo Tinelli, en tanto que se refirió a su protagónico en “Stravaganza”: Lo de Flavio (Mendoza) me encantó. Me desafiaba hacer cosas locas que nunca imaginé. Me gusta el peligro, soy arriesgada”.

“El Bailando ya cumplió su función: demostrar que todos los ritmos se pueden hacer bien bailados en un lugar correcto. No sé si serviría que esté”, aclaró.

“Con Julio marcamos un antes y un después”

De la mano de Julio Bocca, Cassano logró conquistar todo el mundo, pero también irrumpió con su sello propio: “Lo que marcamos con Julio fue un antes y un después. Nos jugamos mucho a sacar el ballet a lugares no tradicionales. Durante ese transcurso tuvimos nuestras críticas y bastante fuertes”, recordó.

“Hay que ser jugado en la vida siempre desde un lugar en que las cosas estén bien hechas. Rompimos con una cosa que no era normal: ver ballet en el Luna Park. Casi no se utilizaba ni para shows de música”.

¿Cuáles su vínculo con Maximiliano Guerra? ”No es mi amigo. Hubo cosas que no me gustaron en su momento, pero está todo bien. Julio sí es mi amigo”.