CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Copa América 2019

Messi, Messi, Messi

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) — Por Hernán Castillo (Enviado especial)

El equipo de CNN llama a un Uber y el auto llega a los tres minutos. Nos sentamos y va la primera integración con el chofer, Renato.

“¿Argentinos? Messi é melhor do mundo, de la historia, qué jugador. Meu filho (hijo) se llama Lionel. Amo a Messi, amo a Argentina”. Nos miramos. Lo miramos. ¿Será una cámara oculta?, pensamos. Y ahondamos.

¿Por qué lo amas tanto, qué sabes de él?, le tiro. “Campeón do mundo Sub 20, lo querían de España y él jugó de apuro partido contra Paraguay para que no lo molestaran más. Juega siempre. El que más juega. El mejor. Lo amo. Lionel es el 10. Es el símbolo del fútbol. Nadie mejor que él. Barcelona es mi Team (equipo)”, dice eufórico mientras saca de la guantera una bandera prolijamente doblada y un cuaderno en el que empieza a mostrar anotaciones y dibujos de su Barcelona, el Barcelona de Messi.

El viaje termina. Nos quedamos 15’ reloj charlando de la Selección. Uno de nosotros, argentino malo si los hay, lo chicanea: “Bueno, okey, todo bien con Messi pero… Maradona o Pelé”. Renato se baja del auto. Y agarra una pelota del baúl. Hace 10, 12 jueguitos: “Ese es Pelé”… hace otros 10, 12 jueguitos: “Ese es Maradona”… se sienta en el cordón de la vereda y empieza a hacer jueguitos. No para. Van 100, 120, todo sentado y hablando. “Y ese?”, le pregunto. “Ese es Lionel”, dice y se emociona. Casi que llora. Suena increíble pero esto pasó a la una de la mañana del martes.

Hay una última pregunta: “Y Neymar?”. Renato se pone serio: “Neymar nada (y estira la primera a). Pero naaaaada eh. No queremos mais a Neymar”. Y se sube al auto. Y se va.

Nos quedamos charlando. Entramos al lobby del hotel. El conserje nos dice “hola Messi”, en lugar de “hola Argentinos”. Todo dicho.