CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
Copa América 2019

La novena oportunidad de Messi

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina)– ¿Esta vez será la vencida? Lionel Messi afrontará desde este sábado, en un difícil debut ante Colombia, su novena participación en un torneo internacional con el seleccionado mayor argentino.

Sin contar con la medalla dorada lograda por el astro del Barcelona en Pekín 2008 con una selección SUB 23 y el Mundial juvenil en Holanda 2005,  Messi ha cosechado un subcampeonato en el Mundial de Brasil 2014 y tres segundos puestos en las Copas Américas de Venezuela 2007, Chile 2015 y Estados Unidos 2016. Pero nunca un título con la mayor.

Este será su noveno intento, esta vez con un equipo renovado y de nuevo en tierras brasileñas, las mismas que le negaron hace cinco años, en la final con Alemania en el Maracaná con derrota 0  a 1 en tiempo suplementario, un merecido campeonato.

Nadie duda, al menos en esta parte del mundo, que Messi es hoy el mejor jugador del mundo y que lo ha sido a lo largo de la última década, más allá de esa publicitada puja mediática y deportiva con Cristiano Ronaldo, el único futbolista capaz de opacar su brillo.

Pero en esa pelea por el trono del mundo en la recta final de sus carreras, Cristiano Ronaldo ya logró dos títulos internacionales con su selección (la Eurocopa 2016 y la flamante Liga de las Naciones en las que derrotó a Holanda 1 a 0 el domingo pasado en Lisboa). Y Messi, con sus 31 años a cuestas, tiene una enorme cuenta pendiente que pesará, sobre todo, al momento de hacer las cuentas finales de su carrera.

Sus 9 torneos internacionales

El crack rosarino tuvo ya nueve oportunidades de dar la vuelta olímpica con la selección argentina absoluta y en al menos cuatro ocasiones estuvo muy cerca de lograrlo, pero al equipo le faltó la puntada final y quedó segundo cuando merecía llevarse, en una o dos ocasiones, la victoria.

Estas son las nueve participaciones de Messi en torneos internacionales:

Alemania 2006

Fue el debut del un jovencísimo crack que, con 19 años, acaparaba todas las miradas del mundo deportivo. Saltó a la cancha en el segundo partido, en la histórica goleada 6 a 1 ante Serbia y a él le tocó marcar el último tanto a los 88 minutos tras un pase e Carlos Tevez. Fue también el debut en la red de la estrella del Barsa.

Luego jugaría 70 minutos en el 0 a 0 ante Holanda con una Argentina ya clasificada y sería reemplazado por Julio Cruz. Precisamente «El Jardinero» sería protagonista involuntario de una de las mayores polémicas que enfrentó a la selección entonces dirigida por Néstor Pekerman cuando el delantero ingresó a los 79 por Hernán Crespo y dejó en la banca a un ofuscado Messi que sólo atinó a desabrocharse los botines como gesto de impotencia. El partido finalizó 1 a 1 pero en los penales Alemania clasificó a semifinales de su Mundial. Messi se quedó mascullando bronca.

Venezuela 2007

La Copa América de Venezuela fue una gran decepción por «La Pulga». El equipo dirigido por Alfio Basile era favorito y Messi jugó un gran torneo, con un recordado gol a México en las semifinales.

Fue el 2 a 0 a los 66 minutos con una exquisita definición a la salida del arquero mexicano Oswaldo Sánchez. Sin embargo en la final la selección fue vapuleada 3 a 0 por Brasil y Lio se quedó otra vez con las manos vías. Fue su primer subcampeonato.

Sudáfrica 2010

La tercera oportunidad fue el Mundial de Sudáfrica, nada menos que de la mano del técnico Diego Maradona. Argentina se había clasificado en la última fecha de las eliminatorias con una victoria muy ajustada 1 a 0 en Montevideo y el equipo llegó esperanzado al primer torneo que se disputaba en el continente africano.

La Albiceleste empezó bien. En su debut venció 1 a 0 a Nigeria, luego goleó a Corea del Sur 4 a 1 y concluyó la primera fase con una victoria por 2 a 0 ante Grecia. Con puntaje ideal, Argentina llegó a la segunda fase y venció 2 a 1 a México en tiempo extra con un recordado gol de Maxi Rodríguez. Pero en los cuartos de final se enfrentó con Alemania, que la goleó 4 a 0. Messi se fue cabizbajo del torneo, sin poder convertir un sol en su segundo Mundial.

Argentina 2011

La Copa América del año siguiente era una inmejorable ocasión para alcanzar su primer título con la selección mayor y en casa. Un flojo 1 a 1 ante la débil Bolivia en el debut y un 0 a 0 en el segundo partido ante Colombia presagiaron un frente de tormentas, pero un 3 a 1 frente a Costa Rica le dio aire fresco a la selección al cierre de la la fase de grupos.

Sin embargo, el seleccionado caería en cuartos de final por penales ante Uruguay tras empatar 1 a 1 en los 90 reglamentarios. Otra oportunidad perdida.

Brasil 2014

Argentina llegó al Mundial en tierras brasileñas con enormes expectativas de hacer historia en tierras «enemigas». El recordado «Brasil decime que se siente…» dio paso a una fiesta en las tribunas que se fue coronando con un paso firme en la primera fase y un Messi excluyente de la mano del técnico Alejandro Sabella.

Messi estuvo al borde de levantar la Copa del Mundo en Brasil en el 2014. (Foto de Télam).

Un gol a su estilo en el 2 a 1 ante Bosnia en el debut inauguró las esperanzas, pero un sufrido triunfo 1 a 0 ante el débil Irán, con un golazo del 10 desde afuera del área en el último minuto, encendió todas las alarmas. Contra Nigeria, en el cierre de la llave, Messi volvió a brillar y marcó dos goles para el triunfo 3 a 2.

Messi parecía al final comandar a la selección al título, pero no pudo marcas en las instancias decisivas. En octavos el equipo dejó atrás a Suiza 1 a 0 en tiempo suplementario, con un pase milimétrico de Messi a Angel di María para definir. En cuartos se repitió el resultado ante Bélgica y en las semifinales el arquero Sergio Romero se convirtió en héroe en la definición por penales tras un 0 a 0 frente a Holanda. Pero en la final Argentina sucumbió 1 a 0 ante Alemania en tiempo suplementario y Messi nunca estuvo tan cerca de su sueño.

Chile 2015

La revancha parecía encaminada en la Copa América de Chile 2015, con casi el mismo equipo que había perdido la final del año anterior y bajo la batuta de Gerardo Martino. En el debut Messi convirtió en el empate 2 a 2 ante Paraguay. Luego llegó el triunfo 1 a 0 ante Uruguay y un resultado similar ante la débil Jamaica. En cuartos de final la selección le ganó por penales a Colombia después de un empate 0 a 0 y en semifinales goleó 6 a 1 a Paraguay pero sin goles de su estrella. Messi no pudo coronarse en la final tras un empate en cero con el local y una caída en los penales. Otra decepción.

Estados Unidos 2016

En la siguiente Copa América Centenario, que se jugó en forma extraordinaria y tuvo su sede en Estados Unidos, Messi fue por la gloria, otra vez con Martino en el banquillo, pero volvió a tropezar con la misma piedra. Fue un 2 a 1 en el debut ante Chile, luego un 5 a 0 a Panamá con tres goles del astro y un cierre de grupo con un 3 a 0 a Bolivia.

En cuartos de final Argentina golpeó 4 a 1 a Venezuela con un gol de Messi y llegó a la final con una victoria con un lapidario 4 a 0, golazo del Diez de tiro libre incluido, ante Estados Unidos. Pero la final sería una repetición de la anterior: 0 a 0 ante Chile, con Messi opaco, y caída otra vez desde los 12 pasos en una definición en la que La Pulga incluso erró su penal. Las imágenes en lágrimas de Lionel recorrieron el mundo entero.

Rusia 2018

El torneo jugado en la tierra de Vladimir Putin fue para el olvido. Con muchos problemas internos y una generación golpeada por tres finales perdidas, la Argentina de Messi fue una sombra. Un tibio empate 1 a 1 ante Islandia en el debut, con otro penal errado del astro del Barcelona, y una derrota 3 a 0 frente a Croacia, dejaron al equipo al borde del nocaut. Pero el genio frotó la lámpara con un golazo ante Nigeria y un gol agónico de Marcos Rojo para el 2 a 1 depositaron a la Argentina en la segunda ronda.

Pero en octavos de final le tocó la favorita Francia, a la postre campeón, y el 4 a 3 final maquilló un poco un partido que estuvo casi siempre cuesta arriba y con un Messi que no desequilibró. Fue su novena decepción con la camiseta celeste y blanca.

Ahora Brasil lo espera para una revancha.