CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Entre la realidad y la esperanza

Por CNN Radio Argentina

(CNN Radio Argentina) — Por Hernán Castillo (Enviado especial)

“Ahora empieza otra Copa”, repiten todos en Argentina. No hay confianza en exceso, pero sí se han sacado un peso de encima. Se nota. Apenas terminado el empate ante Paraguay, Lionel Messi decía que “sería una locura no clasificar a cuartos, pasan dos terceros”. Esa mezcla de sinceridad y reproche era parte del peso que sentía ese grupo de jugadores. Y apenas terminado el partido con Qatar el mismo capitán casi que confesaba: “Fue un partido bravo, la mayoría de los chicos nunca habían jugado un partido a ganar o ganar con la Selección”…

Las reflexiones de Messi fueron mucho más profundas hasta de lo que él mismo creyó. Pura verdad ambas y repletas de confesión. Porque así vive esta Selección mientras se reinventa: entre la locura y la presión. La locura de no lograr lo que la mayoría cree que tiene que lograr porque “somos Argentina” y la presión de no hacerlo. Por eso hoy se ven otras caras aquí en Río de Janeiro. Más distendidos. No agrandados. Más confiados. No creídos.

Empieza otra Copa. Esa que se juega mano a mano. Empieza otra Copa. Una en la que la Selección ha contado con un Messi terrenal, y entonces todos esperamos al Messi-Messi para que todo mejore. Empieza otra Copa y la sensación es que en realidad a la Selección afuera se la sigue respetando y mucho.

Venezuela aparece en el camino. El último choque fue 3-1 para ellos, en marzo. Y, sin embargo, en Venezuela reniegan de jugar ya contra Argentina. ¿Cómo es eso? La historia cuenta. Y Messi cuenta más. Y entonces hay que aprovechar ese hándicap. Con perfil bajo, pero confiados. Empieza otra Copa. Y si este equipo anda con los pies sobre la tierra y no se sube a nada raro le quedan tres partidos para hacer de la esperanza de volver a ser, una realidad que otros hace 26 años no consiguieron.