CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

¿Qué pasará con los servicios de inteligencia en Argentina?

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– El extitular de la disuelta Secretaría de Inteligencia del Estado (SIDE) Miguel Angel Toma afirmó este miércoles en CNN Radio que cualquier reforma de los servicios de inteligencia debe ser consensuada en el Congreso.

«Espero que no se trate de nuevo de una ley que se envía y se utiliza una mayoría automática para ser aprobada», dijo Toma en Café con Pepe.

En su discurso de asunción, el presidente Alberto Fernández anunció que intervendrá la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) y afirmó que impulsará una reestructuración del sistema de inteligencia e información estratégica del Estado. Además, decidió reordenar los fondos reservados.

Toma dijo que «una ley que avance sobre el sistema nacional de inteligencia o es consensuada o no sirve» y precisó que en caso contrario «es una imposición que termina mal».

«Espero que no sea el caso», apuntó y reafirmó: «Si no hay debate es una ley condenada al fracaso«.

El extitular de la SIDE recordó que en el país «hubo tres temas que fueron política de Estado a nivel parlamentario: la ley de Defensa, la ley de Seguridad Interior y la ley de Inteligencia».

Responsabilidad política

Sobre el plan anunciado por el primer mandatario ante la Asamblea Legislativa, Toma dijo que «ha sido muy genérico» en torno al futuro de la AFI, creada durante el gobierno de Cristina Kirchner. «Sería cuestión de tener mayores detalles», indicó.

Toma añadió que la ley modificada por Cristina Kirchner «fue votada por unanimidad» tras un debate entre todas las fuerzas políticas que «ordenó todo el sistema de inteligencia y derogó todos las leyes y bandos militares que existían y sobre los cuales se trabaja en Argentina».

Para Toma, «es muy fácil echarle la culpa a las instituciones» como la AFI y precisó que «el camino fácil es disolver las instituciones cuando en realidad» se debe «poner al frente a personas honestas».

«Es fácil echarle la culpa a las instituciones que es el modo de quitarle responsabilidad a los políticos«, sostuvo.

Al respecto, señaló que «si hubo operaciones judiciales por parte de servicios de la inteligencia lo que hay que hacer es poner preso a la conducción política que ordeno o permitió ese tipo de situaciones».

Y agregó: «La disolución de un organismo puede tener impacto político, pero no sirve en términos institucionales».

Alberto Fernández y Cristina Kirchner tras jurar en la Asamblea Legislativa (Foto de Telam)

En ese sentido, consideró que es «peligrosísimo» dejar a la sociedad «inerme porque se ha demonizado a los servicios de inteligencia» y señaló que «las nuevas amenazas no se combaten con más policías o más Fuerzas Armadas. Se combaten con inteligencia porque las nuevas amenazas son de naturaleza trasnacional, como el terrorismo, el narcotráfico y la trata».

«Si hay internas es responsabilidad de la cúpula», apuntó.

Finalmente Toma afirmó que durante el kirchnerismo «se empezó a construir una estructura de inteligencia ilegal y paralela que fue recibiendo mayor cantidad de presupuesto».

«La estructura civil había dejado de cooperar con Alberto Nisman», el fallecido fiscal de la AMIA», indicó y señaló: «Después, cuando se empieza la purga de 2014, se echa la culpa a la interna de los servicios cuando se había construido una inteligencia ilegal fuera de control parlamentario que estaba destinada al control y la represión social».