CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El futuro de la deuda, entre la estrategia oficial y el riesgo de tensar la cuerda

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– ¿Qué va a pasar con las negociaciones por la deuda? ¿El gobierno realiza una estrategia adecuada para reestructurar los compromisos externos con los acreedores privados y el FMI o está tensando la cuerda generando un clima riesgoso para el país?

Los economista Gabriel Rubinstein e Iván Carrino hablaron este miércoles en CNN Radio sobre la marcha de las tratativas del gobierno argentino en Nueva York y expusieron sus opiniones sobre el futuro del país.

Para Rubinstein, «se habla de la urgencia para resolver el tema de la deuda, pero los pasos que se dan son muy lentos. El gobierno argentino se toma todo su tiempo y es un riesgo«.

Y apuntó: «Esa forma de actuar es un riesgo y eventualmente preanuncia algunas cuestiones complicadas. Si no se avanza nada uno puede pensar que al final hubiera una oferta unilateral» que «seguramente va a ser muy agresiva».

En ese sentido, dijo que entonces «empieza a haber un panorama desalentador para resolver el tema de la deuda más o menos pronto».

Rubinstein aseguró que a pesar de ello «hay algunas ideas claras» y señaló que «Argentina necesita crecer para poder tener superávit y poder ir pagando la deuda», pero advirtió que «todavía con eso no alcanza».

«Falta el desarrollo de cómo va a ser la política cambiaria, la política salarial, las tarifas, para ir poder teniendo un panorama más claro, sin hablar de mediano plazo», indicó.

El economista además dijo que «falta materia prima» para «empezar a hablar de forma concreta, conversar» con el FMI y los acreedores. «Están las condiciones dadas para una estrategia de win-win donde todos salgan ganadores».

Sin embargo, alertó que «no hay por qué ensañarse con los que prestaron a la Argentina» y precisó que ahora «aparece la sensación de que puede haber una propuesta demasiado agresiva que no sería aceptada y sería una pérdida de tiempo muy grande y eventualmente nos podría llevar a una escenario de lost-lost, donde todos pierden».

Y afirmó: «Si se piden quitas exageradas a bonistas no será fácil volver a los mercados y Argentina necesita volver a los mercados en dos o tres años».

El FMI y el plan de gobierno

A su vez, Carrino dijo que el Fondo Monetario Internacional «suele colaborar con los países con los que tiene algún tipo de acuerdo en cuestiones de reestructuración de deuda» y recordó que el país le debe al organismo 45 mil millones de dólares y «sería una vergüenza entregar ese dinero y que no se lo devuelvan».

Sobre el anunciado viaje de una misión técnico del FMI al país en febrero, el economista dijo que vendrá para «ver el plan el gobierno» y asegurarse que le «van a poder pagar» la deuda.

Al respecto, dijo que el gobierno deberá garantizar superávit fiscal primario en el futuro y que la economía pueda crecer para cumplir con sus compromisos externos.

En caso contrario, advirtió, «no podés esperar que te vaya bien» si tomas decisiones de espaldas al FMI y a los acreedores. «Puede, pero no puede desligarse de las consecuencias«, indicó.