CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La provincia de Buenos Aires negocia contrarreloj bajo la sombra de un default

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– El economista Fausto Spotorno advirtió este martes en CNN Radio que si la provincia cae en default provocará un efecto negativo e impactará en las negociaciones que la Nación lleva adelante con los acreedores y el FMI.

«Si la provincia termina en default después, cuando la Nación quiera sentarse a negociar con los mismos acreedores, ya empezamos con el pie izquierdo. Lo que va a provocar un default es que la negociación de la nación sea más engorrosa», afirmó Spotorno en Café con Pepe.

Para el economista, «los acreedores son los mismos. El señor que tiene un bono en la provincia perfectamente puede tener un bono nacional y viceversa. Es muy probable que quien tenga un bono está viendo cómo lo va a tratar la provincia de Buenos Aires para ver cómo lo va a tratar después la Nación», apuntó.

Al respecto, dijo que si bien «la estrategia de la provincia de Buenos Aires es muy diferente»,  el ministro de Economía, Martín Guzmán, aseguró que tanto la gobernación bonaerense como el gobierno nacional «están coordinados y por lo tanto el acreedor está viendo cómo lo trata» Axel Kicillof.

El gobierno bonaerense extendió hasta este martes al mediodía las negociaciones con los tenedores de un bono que debía pagarse la semana pasada por un monto total de 250 millones de dólares. Mañana vence el período de pago para este bono y superada esa fecha la provincia caerá en default.

Axel Kicillof negocia contrarreloj con los acreedores (Foto de Telam)

El apoyo de Europa

En su diálogo con Café con Pepe, el economista dijo que Alberto Fernández está buscando con su gira por Alemania, Francia y y España el apoyo de los países europeos a su negociación con el FMI.

En ese sentido, dijo que también el viaje previo a Israel estaba orientado a su juicio a ese mismo objetivo porque ese país «es un aliado importante de Estados Unidos».

Recordó que Washington ostenta el 17 por ciento de los recursos del Fondo y Europa el 14 por ciento y allí el presidente debe buscar el respaldo para reestructurar la deuda.

«Básicamente está buscando ese apoyo de Europa«, aseveró.

Sin embargo, advirtió que «el tema de la provincia asustó un poco a los acreedores» porque «fue muy duro el movimiento de la provincia. Muchos economistas no entendemos por qué fue muy duro, por qué no hubo un salvajate de la nación o por qué no pagó la provincia», apuntó.

Y añadió: «250 millones de dólares es muy poco. Es el 0,6 por ciento de los ingresos anuales de la provincia. Esa es la gran duda: ¿por qué la provincia no pagó esto como sea y esperó a que la Nación negociara?».

«Por eso los acreedores se pusieron tan nerviosos. Después Guzmán dijo que estaba todo coordinado, lo cual asustó mas. Si esto es así va a ir de mal en peor«, alertó.