CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

¿Por qué la inflación en alimentos y bebidas duplica al índice general?

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)-- El exdirector del Instituto Nacional de Estadísticas y Censos (Indec) Víctor Becker advirtió este viernes en CNN Radio que más allá del índice del 2,3 por ciento registrado en enero la inflación "está vivita y coleando", en especial en el rubro alimentos y bebidas, y afirmó que la baja está atada al congelamiento de tarifas.

"En principio no tengo motivos para dudar del dato. Hay que tener en cuenta un poco el contexto. Esta noticia que parecería indicar una baja en el nivel de inflación hay que calificarla teniendo en cuenta que en el caso de alimentos y bebidas el aumento fue de 4,7%", alertó el economista en Café con Pepe.

Y acotó: "Por eso para la mayoría de nosotros sorprendió el dato".

Sin embargo, aclaró que el relevamiento del organismo incluye otros factores, "por ejemplo las tarifas congeladas y tenemos también otros rubros a la baja" como en los medicamentos y en vivienda por la postergación del pago de un bono para los encargados de edificios.

"Ahí hubo una pequeña baja. Todo ello confluye para dar 2,3 por ciento que no está para descorchar champán porque la mayoría de los gastos se concentran en alimentos y bebidas y ahí la inflación está vivita y coleando a un ritmo de 5 por ciento mensual", enfatizó.

Becker recomendó que para disipar dudas el Indec debería explicar "lo mejor posible estos datos dada la natural desconfianza con la que han sido recibidos".

No está para descorchar champán porque la mayoría de los gastos se concentran en alimentos y bebidas

Y agregó: "Ayudaría mucho una explicación de cómo se pasa de 4,7 por ciento en alimentos y bebidas al 2,3 por ciento en general. Esto ayudaría a la gente a que entienda".

El Instituto Nacional de Estadística y Censos (Indec) anunció el jueves que la inflación en enero mostró una fuerte desaceleración y cayó al 2,3 por ciento, un 38% más bajo respecto de diciembre cuando fue del 3,7 por ciento. La variación interanual fue del 52,9 por ciento.

Sin embargo, el rubro alimentos y bebidas subió 4,7 por ciento el mes pasado.

Se trata de la menor variación de precios desde julio de 2019, cuando se registró una inflación del 2,2%. Desde entonces, el índice mensual no bajó de 3,3% y tuvo incluso una máxima de 5,9% en septiembre último tras una fuerte devaluación.

Se desaceleró la inflación en enero (Foto de Telam)

Precios Cuidados y el IVA

Para Becker, "el aumento en alimentos en enero estuvo influido en la restitución del IVA en una cantidad de rubros" y precisó que "eso fue lo que incidió en parte en este incremento que hemos tenido".

"Precios Cuidados va a incidir, pero no de manera significativa. La canasta del Indec incluye una cantidad de productos que no están en Precios Cuidados, pero morigera" la inflación, indicó.

El experto afirmó que "en principio hasta ahora el único factor que está jugando para bajar la inflación es el congelamiento de tarifas" y precisó que esa "es una parte de la historia" que "no está dando todos los resultados que el gobierno esperaba".

Y acotó: "Hasta que no haya una política antiinflacionaria integral no vamos a encontrar un guarismo mucho más bajo del que tuvimos en enero. Hasta que no se ataque frontalmente la inflación seguirá vivita y coleando".

Becker dijo que para combatir la inflación "en primer lugar hay que ponerlo como objetivo central de la política económica que hoy ha subordinado todo a la negociación de la deuda y poner al servicio de esta política todos los instrumentos de política fiscal, monetaria y cambiaria".

"Un plan -resumió- que haga que todos los instrumentos se muevan al unísono".