CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El futuro de la deuda, entre quitas, riesgo de default y radicalización del «cepo»

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– ¿Cuáles son los próximos pasos en materia de reestructuración de la deuda externa? Los economistas Fernando Marull y Jorge Vasconcelos, analizaron este viernes en CNN Radio las posibilidades de éxito de la  negociación y el riesgo de un default y, en ese caso, la posibilidad de que una radicalización del control de cambios.

Marull, de la consultora Federico Muñoz y Asociados (FMyA), dijo que «ahora viene el plan de reestructuración y el plan económico. Pero lo primero tiene que ser el plan económico. Esperemos que salga bien. Porque es difícil si esto entra en un limbo y la propuesta sorprende negativamente las chances de default son crecientes», advirtió Marull en Café con Pepe.

El consultor económico y financiero afirmó que «Argentina tiene fuertes pagos en mayo de casi 3 mil millones de dólares que posiblemente no haya caja» para cancelar y «ahí vamos a estar mirando al Banco Central si eventualmente no tiene que endurecer el cepo para comprar reservas».

El presidente Alberto Fernández dijo el jueves que «si uno seriamente y sensatamente plantea cómo enfrentar las cosas, hasta el FMI le puede dar la razón después que el Fondo Monetario afirmara que la deuda argentina es insostenible tras una visita técnica de una semana al país.

Ahí vamos a estar mirando al Banco Central si eventualmente no tiene que endurecer el cepo para comprar reservas

En su diálogo con Pepe Gil Vidal y su equipo, Marull se refirió además a la propuesta que el gobierno prepara para presentar a los bonistas privados.

Al respecto, dijo que «los precios hoy están descontando una oferta más agresiva del 30 por ciento al valor actual» y detalló que «el 30 por ciento implica 15 por ciento de capital estilo Ucrania y una extensión de plazos».

«Lo que hace si sumás los dos (items) te hace 30. Hoy el mercado está al 60 por ciento» ya que los bonos valen el 40 por ciento. «Obviamente si la propuesta va a ese lado tiene más chances de éxito. Pero hay que ver las propuestas», indicó.

Además, señaló que «la propuesta empieza ahora a tomar forma» y afirmó que «el 15 de marzo o mediados» de ese mes «se lanza» el plan para los acreedores privados. «El FMI tampoco puede sugerir una quita. Tendrá su modelo de sostenibilidad. El acreedor tiene su modelo y el Tesoro también. El Fondo puede sugerir alguna quita, pero la propuesta la tiene que hacer el gobierno», enfatizó.

El peso de la deuda en la economía argentina.

¿Y el ajuste?

Marull dijo además que «el escenario de ir a un canje sin hacer un ajuste fiscal es como cualquier empresa o las finanzas de cualquier familia si uno tiene que ordenar sus cuentas de ingresos y gastos para poder pagar algo».

«Acá es lo mismo para un empresa, una familia un país. Lo que se está proponiendo es no hacer un ajuste fiscal y el acreedor tendrá que resignar un poco más. La propuesta de normalización de pagos puede sugerirse un poco más agresiva», apuntó.

El economista entonces afirmó que el gobierno dijo que «para 2020 ajuste no iba a hacer» y señaló que «vimos en diciembre un ajustazo por el impuestazo».

«Ahora por un lado te suben 1 punto del  PBI» del gasto y «después que el déficit va a ser igual», aseveró.

Y concluyó: «La pregunta es cómo aumentas el gasto en un punto. Hoy es el tema de la semana».

30 puntos del PBI

Por su parte, Jorge Vasconcelos, investigador en jefe del Instituto de Estudios Económicos sobre la Realidad Argentina y Latinoamericana (IERAL), dijo que «los acreedores privados ya han hecho su pérdida» porque «los bonos cotizan 40 por ciento de su valor».

«Por ende -prosiguió- acorralar a los acreedores es difícil porque la pérdida ya ocurrió y muchos de los bonos tienen incluidas las famosas cláusulas de acción colectiva, con lo cual tienen voz y voto».

El economista añadió que «el monto de deuda que se tiene que negociar es de unos 120 mil millones de dólares» y precisó que «eso es aproximadamente el 30% del PIB argentino».

«No se trata de la misma situación que vivió Grecia donde la deuda equivalía al 200% del PIB. Acá estamos hablando de 30 puntos del PIB», precisó.

Vasconcelos además dijo que «los acreedores esperan una propuesta razonable que incluya una postergación de pagos, de 3, 4 o 5 años de gracia, que incluya alguna quita de capital y una quita de intereses».

«La tasa de interés que pagan es 6, 6,5 o 7 por ciento. La quita que podría proponer argentina en materia de intereses sería 20 por ciento. Más allá de eso le costaría lograr la aceptación«, concluyó.