CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

La renegociación de la deuda, el plan de gobierno y la sombra del default

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– La renegociación de la deuda sigue siendo el tema clave para el gobierno de Alberto Fernández. Y en ese marco el economista Luis Palma Cané advirtió este lunes en CNN Radio que «los principales fondos» que reúnen a los acreedores «no están dispuestos» a respaldar una restructuración de los compromisos externos «sin un plan formal».

«Lo conducente es que Argentina demuestre que los acreedores» que «sacrifiquen una parte de la deuda van a cobrar un 100 por ciento después con ese esquema» que se logre adoptar con el acuerdo de las partes, indicó el experto en Café con Pepe.

En ese sentido, dijo que «eso hoy no está claro» y señaló que «los principales fondos no están dispuestos a avanzar con este esquema sin un plan formal. Es más -apuntó- creo que con este esquema lo más probable es un default».

Palma Cané destacó que Argentina haya aceptado «volver a las revisiones técnicas» del FMI y afirmó que «están haciendo de la necesidad una virtud».

«Los acreedores están esperando, viendo un poco mejor cómo está reaccionando el Fondo y descartan que va a haber una refinanciación y saben que va a haber condicionantes. Respecto al superávit, el FMI iba a pedir como mínimo 1 por ciento de superávit fiscal en relación al PBI y no aceptan la posición argentina que recién iba a tener superávit fiscal recién para 2020″, indicó.

Y acotó: «Me permito dudar que el FMI va a financiar sin ningún condicionante» la deuda. «Eso tiene que pasar por el board» el organismo, «formado por países que aportaron capital sin muy severos», enfatizó.

Finalmente advirtió sobre la posibilidad de que los «holdouts» comiencen a adquirir bonos a bajo precio de la deuda. «Cuanto más fondos buitres tengan» estos bonos «más difícil va a ser que (el gobierno) tenga el 75 por ciento» de acuerdo para reestructurar la deuda.

«Y si no va a una refinanciación voluntaria eso equivale a un default y eso es un escenario pésimo para la economía», concluyó.