CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Brutal femicidio en Catamarca: "Nada va a reparar esta pérdida"

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)-- El brutal femicidio de Brenda Micaela Gordillo, cuyo cuerpo fue descuartizado y quemado en una parrilla en la capital de Catamarca, conmocina a todo el país. Su hermano, Iván Gordillo, habló este martes en CNN Radio y afirmó que "nada va a reparar esta pérdida" sufrida por su familia.

"Con la atrocidad que hizo, no podemos ver lo que queda de mi hermana. No quedó nada. Dejó vestigios. Dejó restos... " Fue "una bestia que agarró una presa y dejó restos. Solo tenemos eso de mi hermana. No tenemos nada. Se va a hacer justicia, se tiene que hacer justicia pero nada va a reparar esta pérdida", sostuvo Gordillo en Café con Pepe.

La joven, de 24 años, fue asfixiada y luego quemada en una parrilla. Sus restos fueron abandonados a la vera de una ruta. Por el crimen fue detenido su novio, de 19, quien se entregó a la policía local.

Según la agencia de noticias oficial Telam, el hecho sucedió en un departamento ubicado frente a la Universidad Nacional de Catamarca, en la capital provincial, donde se encontraban Brenda y su novio Naim Vera, hijo de un reconocido cirujano local.

Gordillo dijo que "nada alcanza" para apaciguar el dolor "y señaló que "ninguna condena alcanza, nada es suficiente".

"La pérdida de mi hermana es total. Es una pérdida que a partir de ahora nada va a ser igual. Nunca nada va a ser igual para nosotros. Cambió totalmente nuestra vida. Por más condena que tenga esta persona la familia, lo va a ir a ver, el hijo va a estar. Mi hermana Brenda ya no va a estar. Nosotros no tenemos nada", indicó.

Gordillo, de 29 años, contó que " es muy doloroso lo que esta pasando" y dijo que su madre "está sin fuerza, tirada en la cama, no quiere comer, no quiere tomar agua, no quiere levantarse, sintiendo el dolor".

"Hoy lloraba, se levantó, me contaba que se despertó para levantar a mi hermana que tenia que trabajar. Ella siempre la estaba levantando y se encontró con la realidad, esta terrible realidad, un golpe en la cara. Fue horrible", apuntó.

Gordillo dijo que su hermana "era una piba encantadora, bien solidaria, para la familia para los amigos. Siempre andaban molestando para pedirle un favor y ella siempre" estaba para ellos. "Hacía deportes, iba al gimnasio, jugaba al hockey. Era linda, hermosa, físicamente y como persona. Tenía muchos sueños, muchas metas", indicó.

Finalmente contó que Brenda estaba apegada mucho a su hermanito de 12 años. "Hay que cuidarlo y apoyarlo. A pesar de que tiene 12 años quiere estar y que sigamos adelante y tiene fueras para afrontar todo lo que viene", concluyó.