CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

El paro del campo: «Si el Gobierno nos llama para dialogar, allí estaremos»

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón, Francisco Olivera

(CNN Radio Argentina) — El presidente de Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Jorge Chemes, afirmó este sábado que si Alberto Fernández los llama para dialogar, «allí estaremos», aunque manifestó sus dudas de que esto ocurra porque «el Gobierno está convencido de que sus teorías son la verdad».

En el ciclo Digamos todo, que conduce Nacho Girón, el dirigente rural señaló que el paro del sector agropecuario por cuatro días a partir del lunes, anunciado por la Mesa de Enlace, «podría haberse evitado si se avanzaba en una reducción de la carga impositiva».

No llamaría internas a las diferencias en la Mesa de Enlace, sino distintos puntos de vista en algunas cosas

La Sociedad Rural Argentina (SRA), CRA y Coninagro (Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada) respetarán la medida de fuerza, en tanto que la Federación Agraria Argentina (FAA), la otra entidad que integra la Mesa, les dio libertad de acción a las bases ante el cese de comercialización de granos y hacienda. ¿Hay internas?, se le preguntó a Chemes. «No les llamaría internas sino diferentes puntos de vista en algunas cosas que tratamos de zanjar. Las diferencias siempre nos han fortalecido», dijo.

Sobre las declaraciones del senador kirchnerista Oscar Parrilli («El campo es el responsable de la crisis y estamos orgullosos de que nos ataquen»), Chemes indicó: «Trato de no darle importancia. Así demuestran resentimiento ideológico hacia el sector».

El problema es más amplio y más grave que las retenciones

«El 23 de diciembre presentamos una propuesta. Lamentablemente, la situación económica no permitió avanzar. El país precisa recursos y comprendo la necesidad del Estado, pero el campo viene con una presión impositiva insostenible desde hace muchos años», explicó. A esto se suma el aumento de tres puntos en las retenciones a la soja (del 30 al 33 por ciento), detonante del paro pero no la única causa: «Nunca se pensó en aliviar al agro, siempre se lo vio como una fuente de recursos fiscales. El problema es más amplio y más grave que las retenciones. El Estado pensará que es lógico acortar recursos. Ellos están convencidos de (que son positivas) las segmentaciones y compensaciones (para algunos productores). Tienen un diagnóstico equivocado. No tenemos un peso más para tributar y los impuestos son confiscatorios. Cuando se intentaron establecer, las segmentaciones fueron un fracaso, un mamarracho que generó mecanismos de corrupción», agregó.

Chemes subrayó que «si no analizamos esto desde otro punto de vista no podremos llegar a un acuerdo. No sé si el Presidente está equivocado o está equivocada la gente que lo rodea. Nosotros vamos a agotar las posibilidades de diálogo».

Más tarde, en el programa Hora 10, que conduce Francisco Olivera, el vicepresidente de la CRA, Gabriel de Raedemaeker, expresó que «la Mesa de Enlace va a estar en la Asamblea Nacional de Productores», que se desarrollará el próximo jueves en San Nicolás. «Los mandatos emanan de las bases. Si el Gobierno no negocia, recrudecerán los reclamos. Espero que nos escuchen y que las autoridades frenen este conflicto».

Los mandatos emanan de las bases

El dirigente también señaló que «en diciembre Alberto Fernández nos transmitió su vocación de diálogo y dijo que no quería cometer los errores de 2008″, cuando se disparó el conflicto por las retenciones móviles durante el gobierno de Cristina Kirchner. Pero, aseguró De Raedemaeker, ahora «se están dando los mismos pasos. Tuvimos dos reuniones con el ministro de Agricultura (Luis Basterra) y nuestros argumentos no fueron tenidos en cuenta».

«Vengan a ver lo que está pasando», abogó. Y aseveró sobre el mecanismo de compensaciones y segmentaciones que propone el Gobierno: «No es una redistribución sino un incremento que trae aparejado un trámite administrativo para cierto grupo de productores para que les devuelvan una parte de lo que ya han puesto a cuenta del impuesto a las Ganancias, ganancias que decimos que no existen. Estamos produciendo a pérdida. Vemos una dinámica de conflicto que se está gestando. Necesitamos condiciones para generar divisas y este camino de oprimir al campo no es conveniente».

«Se está generando un daño muy fuente que no puede soportar el productor, que pide endurecer el diálogo y las medidas. No hay que buscar motivos políticos en las protestas. Los productores somos solidarios unos con otros», comentó. Y cerró: «A Mauricio Macri le dijimos que nos había traicionado al volver a ponernos un problema encima con las retenciones. No le hicimos paro porque las condiciones económicas no eran tan graves y teníamos un solo tipo de cambio».