CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Una argentina en Italia: el coronavirus en primera persona

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina) — «Estoy pasando por mi quinto día de coronavius», dijo este sábado en CNN Radio la argentina Cecilia Fernández desde la cuidad italiana de Milán. «Es muy difícil que en Italia te hagan el test de coronavirus, porque todo el sistema está desbordado», agregó.

En el programa Digamos todo, Fernández explicó que «cuando me descubrieron el coronavirus en Italia, me mandaron a mi casa porque no había lugar en el hospital». Y enseguida abundó en las vicisitudes que le depara el COVID-19: «La única comunicación con los médicos es a través del teléfono. Nadie nos viene a revisar».

Las autoridades italianas no se la vieron venir y el coronavirus se les fue de las manos

Fernández usó la primera persona del plural al aclarar que su novio argentino está con ella «y también tiene coronavirus». En diálogo con Nacho Girón y Nuria Am, añadió: «Las autoridades italianas no se la vieron venir y el coronavirus se les fue de las manos».

Este viernes, en Italia se registraron 250 nuevas muertes en un solo día, con lo que el total de víctimas mortales del coronavirus asciende a 1.266, a lo que se suman 17.660 infecciones.

En Milán las calles están vacías y hay patrulleros controlando que los enfermos no salgamos

En Milán, contó Fernández, «las calles están vacías y hay patrulleros controlando que los enfermos no salgamos». Y reforzó: «Para comer hay un servicio de delivery y el intercambio se da sin contacto personal».

Al describir los síntomas de la enfermedad, señaló que «al principio son leves, pero cuando pasan los días todo se pone mucho más grave. No nos dan ninguna pastilla especial y nos recomiendan tomar mucha vitamina C. El coronavirus es muy doloroso para el cuerpo. Lo peor es la falta de aire».