CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

¿Qué pasó con los pasajeros del micro que llegó a la Ciudad desde Jujuy?

Por CNN Radio Argentina, Pepe Gil Vidal

(CNN Radio Argentina)– Juan Carlos Soto, uno de los pasajeros que llegó el jueves  a Buenos Aires en un micro desde Jujuy con decenas de extranjeros a bordo, dijo este viernes en CNN Radio que llegó a la Capital Federal con la promesa de ser repatriado a Colombia pero contó que ahora deberá realizar «doble cuarentena» ya que en su caso estuvo 14 días aislado en La Quiaca junto a su hijo.

«Yo soy colombiano. Estaba en Argentina de turismo, conociendo las diferentes partes» del país, comentó Soto en Café con Pepe. Según dijo, el aviso de cuarentena lo tomó en las Cataratas del Iguazú.

Por ello decidió regresar a Buenos Aires, recoger unas maletas y ante la imposibilidad de viajar a su país decidió emprender viaje a Cochabamba, en Bolivia, donde tiene conocidos para pasar allí el aislamiento. Sin embargo, quedó retenido en La Quiaca ante el cierre de la frontera.

«Nos pararon en La Quiaca y no pudimos pasar y nos tocó quedarnos a hacer cuarentena en La Quiaca«, indicó.

Soto dijo que no formaba parte del grupo de colombianos simpatizantes de Independiente de Medellín que regresaban a su país tras presenciar el partido de Copa Libertadores con Boca Juniors.

En su relato de los hechos, dijo que entonces «hicimos cuarentena en un comedor público, en unas colchonetas, con unas frazadas que nos brindó» la acaldía. «El hospital local también nos brindó mucha ayuda», acotó.

Contó que dormían en el piso y comían «en el comedor, haciendo nuestra comida. Comprábamos nuestra comida y la preparábamos en el comedor», sostuvo.

Después de varios días se mudaron a un hotel de la ciudad jujeta, que pagaron de su  bolsillo, hasta que «llegó el alcalde y nos informó que ya habían conversaciones con el embajador (colombiano) y que tenían listo un avión para trasladarnos a Colombia pero que tendríamos que ir a Buenos Aires«.

«Nos invitaron a subir al bus y subieron cantidad de gente que no sabia que estaban en el pueblo, Luego en Jujuy montaron más gente. Nos hicieron cambiar de bus y ahí nos pareció muy extraño porque la policía se bajó en Jujuy y nos dejaron viajar solos», aseveró.

Polémica por el micro retenido en Buenos Aires (Foto de Telam)

Cuarentena en hotel

Soto dijo que en el viaje «muchísimas veces nos pararon» y precisó que «eran paradas de 10,15, 20 y 25 minutos y volvía a arrancar el bus. Nunca supimos que pasaba», acotó.

Cuando el micro llegó a Buenos Aires, prosiguió, «nos hicieron bajar el bus, nos revisaros las maletas, pasaportes, y nos dijeron que nos iban a trasladar al hotel, que no nos iban a llevar a las embajadas, sino al hotel, donde estamos muy cómodos afortunadamente».

Soto dijo que uno de los pasajeros presentaba fiebre. «Había una niña peruana, pero no creo que tenga coronavirus. Estaba en comedor (de La Quiaca) y era una niña que presentaba síntomas de anemia y una depresión terrible. Tenia una hija en Perú pequeña y cumplía años y no hacía mas que llorar y comía muy poco», indicó.

Además comentó que al llegar «se nos hizo firmar documento de que nos comprometía a no salir de las habitaciones» del hotel durante 14 días y que «nos iban a suministrar tanto vivienda como comida. El único compromiso era no salir siquiera a los corredores», enfatizó.

Y concluyó: «En este momento ya no nos han prometido nada. Tenemos cuarentena y quedamos a expensas de nuestras embajadas. Cuando salimos de La Quiaca sí existía esa promesa de que supuestamente nos iban a mandar un avión. Si yo no hubiese tenido el avión de por medio hubiese preferido quedarme en el hotel (de Jujuy) porque hay menos riesgo de contaminación en la quiaca que aquí en Buenos Aires».