CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Uno de cada 10 infectados de coronavirus es personal de la salud

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina)– El secretario general de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud (Fesprosa), Jorge Yablowski, advirtió este viernes en CNN Radio que alrededor del 10% de los infectados de coronavirus en Argentina forma parte del personal médico y de enfermería y le reclamó al gobierno un plan nacional de producción y compra de insumos esenciales.

«Es preocupante que estemos alcanzando una cifra de infectados cercana al 10%», alertó el gremialista en CNN Primera Mañana.

Yablowski dijo que el registro nacional que lleva adelante la entidad que preside contabilizó hasta el jueves por la noche «212 infectados» entre el personal sanitario, pero advirtió que «tenemos datos incompletos de la provincia de Buenos Aires y de la Ciudad de Buenos Aires, donde podría ser aún mayor».

Agregó que de los más de 2.600 casos reportados en el país, la cifra de afectados en el sistema sanitario «se acerca al 9 por ciento, lo cual es muy alto».

La secretaria de Acceso a la Salud, Carla Vizzotti, fue mucho más allá y afirmó que un 14 por ciento de los 2.669 casos confirmados de coronavirus en la Argentina corresponde al personal de salud que atiende la pandemia. De esos 374 positivos, indicó la funcionaria, tres fallecieron en las provincias de La Rioja, Chaco y Rio Negro.

Yablowski recordó que «China declaró tener 4 por ciento y era bastante y no tenían la experiencia que tenemos hoy» para manejar la pandemia.

Comparado con los «desastres» que se registran en Europa, Yablowski dijo que «en Italia hay más de 100 médicos y enfermeras muertos» y la cifra «está en el orden del 8 por ciento. En España -acotó- es el 13 por ciento con más de 6.000 trabajadores de la salud infectados».

«En Brasil hay más de 22 muertos» entre el personal sanitario. «Es un desastre. Hay varios miles de infectados, alrededor de 2.500» médicos o enfermeras, alertó.

Y añadió: «Es la situación a lo que no queremos llegar. Hay varias medidas para tomar para evitar esto«.

Insumos esenciales y el reclamo gremial (Photo by Spencer Platt/Getty Images)

Insumos de baja calidad

El gremialista dijo que «hay un doble fenómeno: el faltante y el miedo al faltante» de insumos.

En ese sentido, dijo que hay varios centros de salud «donde no llega o llega material de baja calidad» como «barbijos que no filtran o camisolines que no son hidrorrepelentes».

«Eso es lo más común», indicó.

Además, denunció que en «otros lugares hubo desaprensión laboral» y se obligó a personal con síntomas a ir a trabajar porque decían que tenían «una gripecita».

Y acotó: «Hay un mix de cosas».

En su diálogo con Nacho Girón, el sindicalista dijo que «en Neuquén, Tucumán y en el hospital bonaerense de Escobar rechazamos partidas de barbijos que venían a granel y que no tenían la autorización de la Anmat» (Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica) y camisolines que eran tan finos que dejaban pasar todo».

«En San Luis tuvieron que poner cortinas de baño abajo para hacerlos impermeables», denunció y alertó: «El Estado no tiene un plan nacional de compra de insumos que pueda ser certificado por la Anmat».

Reclamo al Estado

Al respecto, dijo que «no tenemos en el ministerio de Producción un plan sobre la industria textil para que nos digan en qué fábrica se están fabricando los camisolines, que son insumos absolutamente críticos. Lo que exigimos es un plan nacional de producción y compra«, acotó.

Lo que exigimos es un plan nacional de producción y compra

Y prosiguió: «Necesitamos 54 millones de camisolines mínimo. Otro tanto de guantes. Nos tienen que decir cómo y cuándo los van a comprar y eso no está claro. Entonces se ´pichulea´» y dicen ´dejalo para cuando la pandemia esté alta y te infectaste porque lo estaban guardando» para más adelante.