CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Julio María Sanguinetti advierte sobre los riesgos del autoritarismo

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina)– El expresidente uruguayo Julio María Sanguinetti dijo este martes en CNN Radio que la advertencia de la Fundación Internacional para la Libertad sobre el riesgo de un resurgimiento del autoritarismo a raíz de la pandemia responde a situaciones surgidas en Hungría y por «algunas cosas» de Brasil, México y Argentina.

«Respondía a esa idea que se instaló rápidamente en Europa a través del gobierno de Hungría, de tinte autoritario. En nuestra medio algunas cosas de Brasil, algunas de México, algunas de Argentina«, alertó el exmandatario en CNN Primera Mañana que se transmite en dúplex con CNN en Español.

Sanguinetti señaló que «la idea es que la democracia es eficaz» y precisó que «cuando está bien conducida es tan eficaz como cualquier otro sistema».

Y añadió: «El autoritarismo puede lucir en un primer momento como salvador. Es algo parecido a lo que pasó en los 70 con las dictaduras militares y sabemos cómo terminamos. Quedamos prisioneros de esa dialéctica entre guerrilleros por un lado y militares» por el otro.

Sanguinetti fue uno de los firmantes de la solicitada impulsada por la Fundación Internacional para la Libertad, que preside Mario Vargas Llosa. La carta, respaldada también por el expresidente Mauricio Macri, advierte que «a ambos lados del Atlántico resurgen el estatismo, el intervencionismo y el populismo. En España y la Argentina dirigentes con un marcado sesgo ideológico pretenden utilizar las duras circunstancias para acaparar prerrogativas políticas y económicas que en otro contexto la ciudadanía rechazaría resueltamente», señaló la misiva.

En su diálogo con Nacho Girón, el expresidente uruguayo dijo que «en países más federales» como España «se discute mucho que el gobierno se quiere llevar por delante las autonomías» y señaló que «es bueno prevenir, alertar, decir que la democracia es eficaz».

«Si la democracia luce débil se le da espacio a los autoritarismos. La democracia tiene que actuar y lucir eficaz y lo es», enfatizó.

«Entre la negación y el catastrofismo»

Sobre la situación creada por la pandemia, Sanguinetti dijo que «tenemos a China y Estados Unidos discutiendo, na Europa dividida entre los del norte y los del sur» y «acá también nos encontramos con México y Brasil en una posición, Argentina en otra, Ecuador y Colombia en otra».

«Todos con matices, diferencias sustantivas. México y Brasil arrancaron esto con una actitud de negación. Hemos estado entre la negación y el catastrofismo«, aseveró.

Además, Sanguinetti destacó «la centralidad del Estado» y dijo que después de años de discutir «nos queda claro que el Estado, como en todas las crisis, es central. Y como consecuencia la conducción política para a ser protagónica», apuntó.

Al respecto, indicó que «el Estado siempre ha sido muy central» y precisó que «a raíz de la  eficacia cierta o presunta de China» en el manejo de la pandemia «se habla que los gobiernos autoritarios tiene mas capacidad de enfrentar estas cosas y esto no es una realidad».

«También hay gobiernos democráticos, como Alemania y Corea del Sur, que han sido eficaces y no por eso dejan de ser democráticos«, destacó.

Sobre el caso surcoreano, resaltó que «otro debate es por el lado de la privacidad» y señaló que Seúl «tiene un sistema de control total a través del Big Data de los ciudadanos.

«Es peligroso sin duda, como todas las herramientas fuertes. Pueden ser usadas para salvar o para destruir», indicó.

Finalmente se refirió al futuro post pandemia en el mundo y dijo que «no está en debate el sistema de mercado y de la propiedad privada«, pero alertó que «en cinco años nos hemos salteado cinco años» en materia de trabajo digital, teleconferencia y telemedicina.

Y expuso: «Va a haber una exigencia fuerte de salvación de las empresas para salvar el empleo, a raíz de las pérdidas enormes de la economía y de las empresas».