CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery
CNN Radio Argentina

Alberto Lugones: «No me consta una intencionalidad política»

Por CNN Radio Argentina, Nacho Girón

(CNN Radio Argentina)– El titular del Consejo de la Magistratura de la Nación, Alberto Lugones, dijo este miércoles en CNN Radio que «no es tan grande el número» de presos liberados en el marco de la cuarentena y rechazó que exista una «intencionalidad política» en esta decisión.

«No me consta una intencionalidad política«, afirmó el juez de la Sala II de la Cámara Federal de San Martín en CNN Primera Mañana.

El magistrado dijo que «no hay cárcel que no está saturada de personas» y precisó que «todas están por encima del cupo que está previsto».

«Si usted se pone a buscar cárceles que son provinciales o federales, todas están con excesos de detenidos. No hemos tenido nuevas cárceles y este es otro de los temas imputables al poder político. Todas están saturadas del número de presos», sostuvo.

Lugones dijo que «están saliendo las personas que tienen serios riesgos de salud y con informes médicos» certificados sobre sus condiciones.

«Esto llega a nuestros juzgados. En San Martín tenemos 14 juzgados. No son números tan grandes como dicen» periodistas o dirigentes políticos.

Y detalló: «En San Martín se han tramitado 10 o 12 casos en casa sala y habrán salido la mitad. Y eso queda pendiente en Casación, que se pronunciará también se es concedida o no su libertar domiciliaria».

«Creo que no es tan grande el numero, tampoco a nosotros nos preocupa el nombre. Vemos cada caso puntual del detenido con una situación grave de salud y que pudiera ponerse en riesgo su vida» en caso de ser afectado por el coronavirus.

Lugones dijo que esta libertad se concede «en tanto no se haya violentado las normas que prevé el sistema para conceder la prisión domiciliaria» y recordó que en los casos de «delito de sangre tenemos la victima o sus parientes que tienen el derecho a opinar antes de ser liberada esa persona».

«Nosotros lo que tenemos que hacer es disponer si hay motivo para ordenar su libertad. Luego el juez de primera instancia tendrá que decidir si se dispone la pulsera domiciliaria y el control» de esa persona en su casa. «Hasta ahí terminamos», apuntó.

Finalmente, se refirió a la advertencia hecha por el titular de la Cámara de Diputados, Sergio Massa, sobre la posibilidad de iniciar juicio político a los jueces que dejen en libertad a presos con delitos graves.

«No hablé con él. Lo conozco, Tengo buen trato», dijo y señaló: «En todos estos casos lo que debe plantearse es si existe una violación de la ley por el juez. En todos los demás casos tiene que ver una interpretación de la ley, acertada o no. En el Consejo de la Magistratura no sería motivo para la remoción, lo que no significa que alguien no lo denuncie», concluyó.