CNNEarrow-downclosecomment-02commentglobeplaylistsearchsocial-facebooksocial-googleplussocial-instagramsocial-linkedinsocial-mailsocial-moresocial-twittersocial-whatsapp-01social-whatsapptimestamptype-audiotype-gallery

Coronavirus

Coronavirus

Algunos estados de EE.UU. retoman restricciones con la esperanza de frenar nuevos casos de coronavirus

Por Christina Maxouris

(CNN) — Semanas después de que la mayoría de los estados de EE.UU. comenzaran a levantar el confinamiento, partes del país están tomando medidas drásticas y renovadas restricciones con la esperanza de desacelerar los aumentos repentinos en las cifras de nuevos casos.

Al acercarse el 4 de julio, los funcionarios están tratando de no repetir las escenas del Día de los Caídos, cuando miles de personas en todo el país acudieron en masa a playas, bares y fiestas, mientras que los expertos advirtieron que las multitudes podrían provocar picos en los casos en el futuro. Al menos 12 estados han puesto pausa a sus planes de reapertura con la esperanza de contener la propagación.

Algunos lugares ordenaron el cierre de bares, mientras que las playas de Miami, Fort Lauderdale y Palm Beach no estarán abiertas al público durante el próximo fin de semana festivo.

Los anuncios llegan después de una semana devastadora para el país, durante la cual muchos estados rompieron sus récords de nuevos casos en un día y Estados Unidos también registró un récord de casos de un solo día con 40.173 reportados el viernes.

Pero esos números pueden ser solo una idea de cuán extendidas están las infecciones en todo el país, ya que una encuesta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) descubrió que el número total de infecciones podría ser hasta 24 veces mayor de lo informado.

LEE: Millones de personas pueden haber tenido coronavirus sin saberlo, dicen los CDC

Lo que sucederá después no está claro. Líderes locales y estatales han prometido hacer lo necesario para evitar un segundo confinamiento. Pero muchos no han dejado de lado esa opción.

Y a medida que se continúan reportando aumentos en los casos, el secretario de Salud y Servicios Humanos, Alex Azar, advirtió el domingo que la ventana de tiempo para controlar la pandemia se está cerrando rápidamente.

‘Continuará empeorando durante semanas’

Los gobernadores de EE.UU. han atribuido parcialmente sus aumentos a la realización generalizada de pruebas, pero el exdirector de los CDC, el Dr. Tom Frieden, advirtió el domingo que, incluso con más pruebas y hospitales mejor preparados, «este virus todavía lleva ventaja».

El aumento de casos en todo el sur es el resultado de una reapertura demasiado rápida, dijo Frieden en Fox News el domingo, y «continuará empeorando durante semanas».

Y las muertes también vendrán, señaló en una sombría predicción de que las muertes por coronavirus van detrás de los casos de infecciones en aproximadamente un mes.

Así es como están evolucionando los casos ahora, según los datos de la Universidad Johns Hopkins:

  • 31 estados observan un aumento en los casos nuevos en comparación con la semana anterior: Alabama, Alaska, Arizona, Arkansas, California, Colorado, Florida, Georgia, Idaho, Illinois, Iowa, Kansas, Kentucky, Louisiana, Maine, Massachusetts, Michigan, Mississippi, Montana, Nevada, Nuevo México, Carolina del Norte, Ohio, Pensilvania, Carolina del Sur, Texas, Utah, Vermont West Virginia, Wisconsin y Wyoming.
  • 15 estados se mantienen estables: Hawai, Indiana, Maryland, Minnesota, Missouri, Nebraska, Nueva Jersey, Nueva York, Dakota del Norte, Oklahoma, Oregon, Dakota del Sur, Tennessee, Virginia y el estado de Washington
  • 4 estados están experimentando un declive: Connecticut, Delaware, Nueva Hampshire y Rhode Island.

Los estados detienen los planes de reapertura

Al menos 12 estados ya han pausado o revertido los planes para reabrir, con la esperanza de que la medida disminuya la propagación del virus. La semana pasada, funcionarios y líderes estatales hicieron reiterados ruegos a los estadounidenses para que se mantuvieran alejados de los espacios abarrotados, respetaran la distancia y trataran de quedarse en casa tanto como fuera posible.

El gobernador del estado de Washington, Jay Inslee, anunció que los condados que se estaban preparando para entrar en la cuarta fase de reapertura, esencialmente sin restricciones, aún no lo harán.

«Todos queremos volver a hacer todas las cosas que amamos en Washington durante el verano y abrir completamente nuestra economía, pero aún no lo hemos logrado», dijo el gobernador en un comunicado. «Esta es una situación en evolución y continuaremos tomando decisiones basadas en los datos».

En Texas y la Florida, que han despertado la alarma entre los expertos por un rápido aumento en los casos, se ordenó el cierre de los bares por segunda vez después de que las autoridades sugirieron que eran una fuerza impulsora detrás de los casos de coronavirus.

En una medida similar, el gobernador de California, Gavin Newsom, ordenó el domingo el cierre de bares en siete condados: Los Ángeles, Fresno, Imperial, Kern, Kings, San Joaquín y Tulare.

Recomendó cerrarlos en otros ocho condados, incluyendo Contra Costa, Riverside, Sacramento, San Bernardino, Santa Bárbara, Santa Clara, Stanislaus y Ventura.

MIRA: Texas se aproximaría peligrosamente a cifras «apocalípticas» de covid-19 si no cambian las tendencias

Experto: las mascarillas pueden protegerte parcialmente contra la infección

A medida que las comunidades vuelven a lidiar con cómo avanzar, hay otra pregunta: ¿qué pasa con los tapabocas?

Las órdenes para usar mascarilla emitidas por algunas partes del país se han enfrentado a una reacción violenta de los residentes que afirman que los mandatos infringen sus derechos. Algunos dueños de negocios y unidades de orden público se han negado a hacer cumplir las regulaciones de uso de tapabocas. Y muchos gobernadores, a pesar de alentar el uso de las mascarillas a través de publicaciones en redes sociales, no las han convertido en un requisito en los espacios públicos.

MIRA: Residentes de Florida reaccionan al uso obligatorio de mascarilla

Pero la Dra. Deborah Birx, la coordinadora de respuesta al coronavirus de la Casa Blanca, presionó el domingo a los estadounidenses para que usen mascarillas, diciendo que la evidencia no solo sugiere que «evitan que infecten a otros», sino que «también pueden protegerte parcialmente contra la infección».

El Gobierno ha mencionado la posibilidad antes pero no lo ha hecho un punto de énfasis. Los CDC dicen que «los revestimientos faciales de tela están destinados a proteger a otras personas en caso de que el usuario esté infectado sin saberlo pero no tenga síntomas».

Birx también alentó a los jóvenes a usar máscaras cuando salgan, y agregó, «si están interactuando con sus padres y abuelos, también deberían usar una máscara porque ahora sabemos cuántos de ellos son asintomáticos».

Artemis Moshtaghian y Wes Bruer de CNN contribuyeron a este informe.